El PDeCAT Esplugues expulsa a un regidor tras denunciar supuestos casos de malversación

|

Albert comelles


Desde la entrada de Pere Clota a la dirección del PDeCAT de Esplugues, parece haberse desatado la tormenta. Primero fue la ruptura del pacto de gobierno con el PSC y ahora la expulsión del regidor del partido en el ayuntamiento, Albert Comellas.


Esta expulsión se produce después de que el edil denunciara una tentativa de malversación de fondos por parte de siete miembros del partido, coacción y amenazas, uno de ellos el mismo Clota y Mireia Alabart (ex jefa de gabinete del ex conseller de Salut Boi Ruiz).


Desde el partido acusan Comellas de hacer publicidad de su denuncia y de no haber entregado el acta de diputado después de que se lo pidieran, pero para el regidor son dos "comportamientos execrables: omertà i vendetta", es decir querer silenciarlo y luego tomar represalias por denunciarlos.


Comellas asegura que desde el partido se ha querido que todos tengan acceso a las cuentas del grupo municipal para poder financiar campañas, algo prohibido legalmente e incluso por los estatutos de buena conducta del partido, y ante semejantes acusaciones ha tomado varias medidas.


En primer lugar lo puso en conocimiento del propio partido, de la alcadesa y posteriormente durante un pleno municipal a razón de la pregunta de una vecina que interpondría una denuncia penal "que la jueza ya ha aceptado tirar para adelante". 


El regidor, ahora no adscrito, asegura que "no tolerará que un nuevo partido se convierta en una secta destructiva de la moralidad pública" ya que la refundación de la antigua Convergència y la elaboración de los códigos de conducta tenían que acabar con este tipo de prácticas corruptas.


Además Comellas ha anunciado que tiene también preparada una denuncia civil por expulsarlo del partido actuando en contra de los propios estatutos sin abrirle un expediente disciplinario

antes de pedirle el acta de concejal.


Pese a que estas acciones pueden verse como una campaña de Comellas ahora que es edil no adscrito su intención es volver al partido, pero a un partido limpio de corrupción y cree que si el juzgado acepta la denuncia civil podría adoptar como medida cautelar su readmisión en el partido.


Y es que el regidor quiere depurar todas las responsabilidades posibles y ha entregado los fondos del grupo municipal al interventor del ayuntamiento dado que consta en las pruebas presentadas la intención de los 7 investigados de darle un mal uso.


El edil confía que la jueza que lleve el caso le dé la razón pero en cualquier caso "la Oficina Antrifrau ha abierto ya luna investigación, el Tribunal de Cuentas le ha dado luz verde para denunciar" y agradece la ayuda el Síndic de Greuges en el proceso.


COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial