Los olivos de Viladecans y las Olivaretes de Mazón

|


Aceite


Dicen que como este año está lloviendo poco, la cosecha de aceitunas caerá entre un 28 y un 36%. Un porcentaje muy alto y que evidentemente va a repercutir en el precio del aceite de oliva y en el bolsillo de los ciudadanos.


Por eso, hay quien estudia formulas para conseguir el oro líquido allá donde haya posibilidad de hacerlo. No es una mala política, pero claro en muchas ocasiones puede ser peor el remedio que la enfermedad.


Pero no todo el mundo está concienciado con este problema grave de la subida del precio del aceite. Por ello es de agradecer que la regidora no adscrita, Montserrat Herena, propusiera en el Pleno del Ayuntamiento de Viladecans que el equipo de gobierno se encargara -mediante contratación de personal- de recoger las olivas de los olivos públicos, mandar las mismas a la almazara, para prensar las olivas y conseguir aceite, y venderlo a los vecinos, a un precio más económico. Brillante ideal expuesta a todos los miembros del pleno y público asistente, así como a los que lo seguían por internet.


Pero el gozo de la concejala Herena se fue al pozo de su ignorancia, cuando el Concejal Mazón le respondió que valía más toda la intendencia que el dinero que podían obtener con la venta del aceite. Vamos que aún tendría que poner dinero el ayuntamiento con gran asombro de la regidora que vió tumbada una idea que ella había considerado brillante, participativa y social.


La verdad es que, Mazón ha perdido esa sensibilidad ecologista de la que hacía gala en el tiempo de "las Olivaretes" que tanto defendía ¿será por lo del aceite?. Y ahora pasa olímpicamente de ellas, para desilusión de la regidora Montserrat.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial