El Ayuntamiento de Viladecans destina, de nuevo, parte de su superávit a pagar su deuda con URBASER

|

Ateniendo a la legislación estatal vigente, los Ayuntamientos, pueden destinar el superávit anual de cada ejercicio contable a la reducción de deuda e inversiones financieramente sostenibles. Una medida destinada a permitir “tanto a los entes locales como las autonomías realizar las obras necesarias para mejorar la calidad de vida de sus vecinos”. Cuando se aplicó esta modificación en el reparto de recursos los consistorios que habían cumplido sus objetivos, la acogieron con alegría, cosa comprensible después de estar bajo el yugo de la rigurosa Ley Montoro.


CARTERA DINERO


Pero ¿en qué pueden invertir esos superávits los ayuntamientos? Según queda delimitado por el Real Decreto correspondiente, se puede gastar ese dinero en a la prestación de servicios esenciales, como mejora del alcantarillado, el abastecimiento de agua, la recogida de residuos o el alumbrado público, entre otros, competencias 100% locales como así queda especificado. Pero ¿invierten en mantenimiento los ayuntamientos? Hay más de un caso que no, que el superávit lo destinan a otros menesteres. El ejemplo lo tenemos en el del Ayuntamiento de Viladecans, que en el pleno del pasado mes de julio aprobó el pago de 4,5 millones de euros a URBASER para liquidar la deuda de la construcción del edificio de la brigada, en el que la empresa se ubica y presta el servicio de limpieza en el municipio. La oposición criticó la decisión del equipo de gobierno local y que ese dinero no se destinara a otras cosas que repercutieran en otras áreas en beneficio de la ciudadanía. La manida excusa del gobierno municipal es que así no pagaría más intereses. Nadie se cree semejante respuesta y la oposición votó en contra a excepción de los de Podemos que se abstuvieron, porque siguen sin esforzarse para enterarse de qué va la película presupuestaria del Ayuntamiento.


De todos es conocido el estado en que se encuentra por falta de mantenimiento el alumbrado público de la ciudad/pueblo. ¿Por qué no se ha dedicado una parte de ese dinero a mejorarlo? También es conocido que en Albarrosa, y algunas otras zonas de la ciudad, siguen teniendo posters y líneas aéreas que necesitan ser soterradas y que de momento continúan ahí. Ya en el año 2007, el boletín municipal publicaba que “el ayuntamiento y Endesa habían firmado un convenio por el cual la compañía se comprometía a estudiar el soterramiento de las líneas eléctricas de esas zonas, con el objetivo de mejorar la accesibilidad del espacio público y la percepción del paisaje”.


Han pasado 12 años de esa firma-compromiso y nada se ha sabido del tema. ¿Por qué? Si el dinero del superávit tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de sus vecinos, ¿por qué no se ha empleado parte de ese dinero en un mantenimiento que mejore la vida de los ciudadanos? . Debe ser que es mejor mejorar la economía de URBASER. Está demostrado que el consistorio que preside, Carles Ruiz, sigue siendo el más solidario del Baix Llobregat, pero no precisamente con toda su ciudadanía.

.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial