Los peces introducidos en el lago de Olesa entorpecen su mantenimiento

|

Si hace poco el gobierno central tuvo que regular la introducción de animales exóticos en territorio español, tales como el cerdo vietnamita, Olesa de Montserrat ahora está sufriendo las consecuencias de esta práctica ilegal sumada al incivismo. Y es que la presencia de peces, introducidos ilegalmente en el lago del parque municipal está retrasando el mantenimiento y limpieza del mismo.


Por el momento, el Ayuntamiento de Olesa ha pospuesto momentáneamente las tareas de mantenimiento que se tenían que hacer esta semana en el lago del parque nunicipal a la espera de saber si el Ayuntamiento de Esparreguera está de acuerdo con este traslado. Si el ayuntamiento está de acuerdo, el Ayuntamiento de Olesa  aún deberá  dar otro paso, solicitar autorización a la Generalitat, que es quien tendrá la palabra final.


Lago olesa parque municipal


Las tareas de mantenimiento del lago son necesarias para mantener este espacio en condiciones. Precisamente, y para evitar problemas sanitarios y de malos olores, el Ayuntamiento de Olesa hizo una remodelación del lago optando por una renaturalización del espacio, y hacer una filtración del agua mediante sistemas naturales, concretamente a través de diferentes especies vegetales. Lo que no se contempló, sin embargo, es la introducción de especies animales.


Precisamente, la proliferación de peces introducidos de manera irregular hace que el ecosistema del lago se desequilibrio, ya que este fenómeno aumenta la turbidez del agua, favorece el crecimiento de determinadas algas y plantas acuáticas y puede desencadenar episodios de exceso de nutrientes.


Un exceso de nutrientes hace que crezcan en abundancia plantas y otros organismos fotosintéticos que, cuando mueren, se descomponen, produciendo malos olores y un aspecto desagradable, disminuyendo la calidad del agua. Este proceso de putrefacción consume una gran cantidad del oxígeno disuelto y las aguas dejan de ser aptas para la mayor parte de los seres vivos. El resultado final es que el ecosistema se destruye.


Los peces que hay en el lago municipal se han introducido de manera irregular, por la acción humana, y sin control de las especies introducidas. Desde el ayuntamiento de Olesa se recuerda que es ilegal hacer esta introducción de peces sin control, y sobre todo, que está prohibido que haya peces de especies consideradas exóticas invasoras. En estos casos, de hecho, la normativa marca que estas especies se deben extraer y erradicar.

Enfrentamiento en el pleno de Olesa por las problemáticas de la Policía Local
La Generalitat planea construir más de 30 pisos de alquiler asequible en Olesa

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial