La “seguridad” nocturna de una calle sin alumbrado público en Viladecans

|

Lo malo de la teoría escrita es que en demasiadas ocasiones no suele coincidir con la práctica. Situación que deberían pensárselo mucho los redactores de textos y estrategias políticas que venden humo a favor de sus clientes, aunque con esa práctica lo único que consiguen es dejarlos en evidencia.


En una información de la página web del ayuntamiento de Viladecans consta el siguiente texto: "El alumbrado de Viladecans forma parte de su paisaje urbano y contribuye, cuando se hace de noche, a nuestra sensación de seguridad, comodidad y confort en el espacio público. Así, permite que alargues tus actividades en la ciudad cuando ya no disponemos de luz natural. Nuestro objetivo es adaptar la iluminación a las necesidades de la configuración de la ciudad", el texto sigue hablando de la eficiencia energética, que no es el caso que nos ocupa.


Farolas albarrosa


Esa es la teoría, la práctica es bien distinta. Hace ya demasiado tiempo que hay espacios públicos de la ciudad/pueblo en las que el alumbrado público no funciona, no un día, no, hasta varias semanas... En el barrio de Albarrosa, la situación  hay varias calles que sufre la ausencia de luz nocturna. Es un auténtico escádalo que diría Rafael . La calle Jazmín,  el alumbrado público no funciona. No hay ni una sola farola encendida. En la  Avda. Central de Albarrosa, hace dos semanas que se había fundido una farola, y ahora ya son siete las que están apagadas pese a contar con tres paradas de autobuses donde teóricamente debe esperar la gente para utilizar el transporte público. ¿Por qué no funcionan? Porque el mantenimiento que hace la empresa SECE, deja mucho que desear. Por este "servicio", el ayuntamiento paga más de 300.000 euros anuales, que se sepa, sino hay derramas posteriores y se se le suma, otros servicios prestados a la empresa se le paga más de dos millones y medio de euros en cuatro años. ¿Quién le permite esto a la empresa?


Desde hace ya tiempo, se viene denunciado el gran número de robos que se están produciendo en esta zona ,con  denuncian  de los vecinos. Le recordamos al alcalde lo que dice el texto publiado en la web del ayuntamientoel ,"cuando se hace de noche el alumbrado público contribuye a la seguridad, comodidad y confort". Y cuando no hay alumbrado ayuda a los cacos, y también a los pintores de lazos amarillos que han decorar todos los containes que hay en la Avenida Central con total impunidad.


El ayuntamiento  explica  que escucha las quejas sobre el estado de la ciudad, la realidad es bien distinta, como se está comprobando. Además de que el concejal de barrio, Richard, no atiende los correos de vecinos que le solicitan informarmación de las acciones de mejorars que se van a llevar a cabo, tampoco se ocupa de las condiciones del barrio que sirve de pulmón a la ciudad/pueblo y que aguanta tres residencia de personas mayores.


Algunos vecinos comentan que si ocurren más robos, la culpa será del alcalde, Carles Ruiz que permite que haya una calle entera sin alumbrado público. Mientras la empresa SECE se va de rositas ¿A quién defiende el consistorio?

Casi 60 años sin invertir en alumbrado público en la zona de Albarrosa de Viladecans

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial