Presentada la Via Blava Llobregat, un recorrido de 186 kilómetros por cinco comarcas

|

El presidente de la Diputació de Barcelona, Marc Castells, ha explicado este 4 de marzo que ya se ha finalizado la redacción del Plan director urbanístico (PD) de las Vies Blaves, que adecuará más de 300 kilómetros de caminos de los cauces de los ríos Llobregat, Anoia y Cardener para peatones y vehículos no motorizados, como la bici o el caballo.


En una rueda de prensa, Castells ha detallado que las Vies Blaves pasaran por unos 60 municipios de la provincia y beneficiarán a más de cinco millones de personas: "Además de impulsar y dinamizar el territorio, las Vies Blaves abrirán nuevas conexiones y permitirán recuperar el patrimonio cultural y paisajístico".


Castells ha afirmado que este proyecto es pionero en el sur de Europa, ya que permitirá recuperar elementos monumentales, como el puente del antiguos ferrocarril de Berga, el puente del Diable de Martorell y el de la colonia Sedó de Esparreguera, en un proyecto que también prevé la construcción de un nuevo puente en el pantano de la Baells, entre otros.


Pont de la colonia sedo


Vies Blaves también incluye medidas pioneras en seguridad, como un protocolo de señalización activa en todo el recorrido, indicadores del trazado de los caminos, y un sistema de información para los usuarios sobre el estado de las vías, y Castells ha asegurado que la Diputació se encargará del mantenimiento de los 300 kilómetros.


TRES VIES BLAVES


La columna vertebral del proyecto es la Via Blava Llobregat, que recorrerá 186 kilómetros y pasará por cinco comarcas -Berguedà, Bages, Baix Llobregat, Vallès Occidental y Barcelonès-- desde Castellar de N'Hug hasta la desembocadura del Prat del Llobregat, pasando por 15 colonias textiles.


El recorrido principal pasará por lugares como Sant Benet de Bages y Montserrat y propone 16 puertas de acceso distintas, se podrá completar con casi 90 kilómetros más de posibles variantes y enlaces, y supondrá una inversión de 24 millones de euros.


La Via Blava Cardener condicionará unos 50 kilómetros de itinerarios por el Bages, con siete posibles puertas de acceso, y confluirá con la Via Blava Llobregat en Castellgalí, con una inversión prevista por la Diputación que supera los diez millones de euros.


Finalmente, la Via Blava Anoia empezará en la confluencia de caminos de Calaf, Sant Martí Sesgueioles, Montmaneu y Argençola, en el municipio de Jorba, y pasará por las comarcas de Anoia, Alt Penedès y Baix Llobregat, y confluirá con la Via Blava Llobregat en Martorell, con un recorrido de 70 kilómetros y una inversión de 9 millones.


IMPACTO


En relación al impacto turístico, Castells ha dicho que les Vies Blaves incluyen más de 5.000 plazas de alojamiento, en una infraestructura que mejorará la accesibilidad a tres parques naturales, 12 espacios protegidos y ocho espacios turísticos: "El 70% de los catalanes vive cerca o se encuentra a menos de media hora de les Vies Blaves".


También ha asegurado que después de verano se iniciarán las expropiaciones necesarias y, después, se iniciará la licitación, en un proyecto que se prevé acabar en 2022: "Las Vies Blaves responden a nuestro objetivo de conectar el territorio, apostar por la idea de mancomunidad y cumplir los objetivos por el desarrollo sostenible".

La Diputación de Barcelona inicia el proyecto de las "Vies Blaves" para mejorar el cauce del Llobregat

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial