Polémico pleno en Olesa por el retraso de ciertas obras y el cierre de una línea de P3

|

Se acercan las elecciones municipales y los plenos de los ayuntamientos se caldean. Los partidos toman posturas muy clara de cara a los comicios y las batallas se encrudecen. Precisamente esto es lo que ha sucedido en el último pleno del Ayuntamiento de Olesa de Montserrat en el que se ha aprobado modificar el crédito para diferentes obras, que ya iban con retraso, y que la oposición ha tildado de medida electoralista.


El pleno llegó a aprobar una modificación de crédito por valor de algo más de 434.000 euros para dotar diferentes partidas del presupuesto 2019 destinadas a cuatro proyectos de actuaciones en la vía pública y edificios municipales. Concretamente, se destinan 137.000 euros para las obras de la zona deportiva de Les Planes (edificio de vestuarios de la piscina cubierta, que ya va con retraso y ha dejado a los vecinos sin piscina para este invierno), 116.500 euros para las obras de cerramiento de la pista exterior del pabellón municipal de baloncesto; 91.000 euros para la mejora de las cámaras de frío del Mercado Municipal y cerca de 90.000 euros para la adecuación del solar de la Central que se destinará a aparcamiento disuasorio, zona de recreo de perros y espacio deportivo y de estancia. Esta modificación de crédito, aprobada en el Pleno ordinario de enero celebrado este 31 de enero por la tarde, contó con los votos favorables del Equipo de Gobierno del Bloc Olesà y de ERC, y la abstención del resto de grupos (PSC, PDeCAT -Demòcrates, Movemos Olesa y PP).


El concejal de Obras y Edificación, Miquel Riera, admitió que esta serie de actuaciones estaba previsto que se contratasen durante el otoño, pero que finalmente no se pudo hacer por diferentes razones y que ahora había que volver a dotar a estas partidas al presupuesto 2018, con dinero proveniente de remanente que había quedado disponibles recientemente.


Pleno olesa


Las explicaciones del concejal, sin embargo, no lograron satisfacer la mayoría de grupos de la oposición, que tacharon las actuaciones de electoralistas. Mercè Jou, del grupo de PDeCAT-Demócratas, cuestionó, por ejemplo, porque había quedado desierto en su día el concurso para la mejora de las cámaras de frío del mercado, y también apuntó que las obras de la pista exterior de baloncesto deberían haberse hecho antes. Por el contrario, dijo, "parece que se estén acumulando muchas cosas a pocos meses de las elecciones".


Fernando Vicente, del PSC, también apuntó que los últimos meses "es obra tras obra" y añadió que "si fuera mal pensado pensaría que están haciendo estas obras porque se acercan las elecciones". Y de entre las obras, por ejemplo, hizo referencia a la remodelación de la avenida Francesc Macià, recordando que el proyecto no incluye ningún carril bici.


Por su parte, el concejal de ERC Martí Fortuny preguntó cuando había quedado "desbloqueado" el dinero de remanente para hacer estas inversiones, también criticando que las actuaciones se hicieran a pocos meses de las elecciones. De hecho, aseguró que hace tres años el Equipo de Gobierno no quería asumir el cierre de la pista exterior de baloncesto.


El concejal Miquel Riera volvió a explicar cada una de las inversiones para justificar que no se hacían ahora por razones electorales sino por diferentes motivos. Sobre el aparcamiento disuasorio, aseguró que el Ayuntamiento hace años que iba detrás de un convenio con la propiedad, y que siempre había estado en mente del Equipo de Gobierno destinar los 22.000 metros cuadrados del solar a un espacio que permitiera hacer un aparcamiento, y zonas de estancia y de recreo para perros. En cuanto a las cámaras de frío, explicó que, seguramente debido al nuevo "boom" en la construcción, el concurso que se hizo quedó desierto y por esta razón se había traspasado el proyecto el 2019, tras revisar que el proyecto y la dotación económica fuera correcto.


En cuanto a la acumulación de obras que se están llevando adelante desde el Ayuntamiento, Miquel Riera afirmó que el Equipo de Gobierno trabaja bajo la premisa de que "si hay necesidades y tenemos dotación económica para hacerlo, no es honesto retrasar un proyecto porque vienen elecciones". Por su parte, la alcaldesa, Pilar Puimedon, recordó también que estos proyectos se habían aprobado hacer con el remanente de tesorería de 2018 hace unos meses, y por tanto, no afectaban al presupuesto 2019. También negó que hubiera problemas de contratación en el ayuntamiento, como había insinuado el concejal de ERC.


Todas estas explicaciones, pero, siguieron sin convencer a la oposición, que no obstante dijeron que consideraban que son obras necesarias. Por esta razón, ERC votó a favor de la propuesta, al igual que el Equipo de Gobierno del Bloc Olesà, y el resto de grupos se abstuvo.


LÍNEAS DE P3


Una de las mociones se presentaba al Pleno a instancia del Consejo Escolar Municipal, en rechazo al cierre de dos aulas de P3 en Olesa de Montserrat. La moción, pero, finalmente quedó sobre la mesa a raíz la petición de PSC y Movem Olesa, que habían presentado precisamente la moción conjuntamente con el Bloc Olesà, con la voluntad de llegar a un acuerdo político que permitiera que fuera aprobada por la mayoría de grupos.


Y es que la discusión de esta moción originó momentos de tensión en el Pleno municipal, sobre todo entre el concejal de ERC Martí Fortuny y la alcaldesa, Pilar Puimedon.


La moción destacaba que, en relación a la planificación de la oferta educativa para la preinscripción del curso 2019-2020, "la comunidad educativa de Olesa ha visto con preocupación las informaciones del departamento de Educació de la Generalitat en los que se informa que, atendiendo al descenso de la natalidad, se producirá una reducción de matrículas de P3, que propiciará el cierre de dos grupos de P3 en Olesa de Montserrat ".


Según la moción, existen otras medidas en el contexto de reducciones de matriculaciones en P3 que darían un impulso a la mejora de la calidad educativa, como la reducción del número de alumnos por grupo "hasta recuperar la ratio de 20 alumnos que había antes de la crisis". Por estas y otras razones, la moción acordaba manifestar el rechazo del Pleno del Ayuntamiento al cierre de dos grupos de P3; pedir al departamento de Educación que abra "un espacio de diálogo con el ayuntamiento de Olesa y la comunidad educativa para analizar los datos y adoptar medidas que favorezcan una mejora sustancial de la educación, reforzando los centros públicos y las escuelas concertadas de Olesa y consensuando la ratio", y que en la oferta de preinscripción de P3 en Olesa de Montserrat" se salga con la misma oferta de aulas que en el curso 2018-19 y que sean, en el peor de los escenarios, sean las madres y padres que decidan, en señal de respeto a la libertad de elección de centro por parte de las familias".


La alcaldesa y concejala de Ensenyament, Pilar Puimedon, destacó que la moción se había aprobado por unanimidad en un Consell Escolar Municipal extraordinario y urgente celebrado hace unos días, a raíz del anuncio del departamento de Educació. Según detalló Puimedon, en la reunión de planificación "nos dijeron que seguro se cerraría un aula de P3 en la escuela pública, y que caería otra en la concertada", donde la Generalitat no puede decidir cerrar grupos de P3 pero sí sacar el concierto para uno de estos grupos.


A pesar de que la moción la habían presentado conjuntamente Bloc Olesà, PSC y Movem Olesa, el concejal de esta última formación, Jordi Cornellas, anunció que su grupo se retiraba de la moción. Cornellas alegó que el texto contenía errores, pero sobre todo alegó que la moción "no servirá para evitar el cierre de un aula de P3" en la escuela pública, sobre todo porque el problema de la ratio depende de un cambio en la ley, y no de la voluntad del director de los Servicios Territoriales de Enseñanza. Cornellas destacó que el problema "es que se decida a priori a qué escuela se cerrará este grupo de P3", y por ello defendió que lo que necesitaba era una moción que pidiera a los Servicios Territoriales del Baix Llobregat una negociación para que , de entrada, se mantenga la oferta de plazas de P3, y conseguir que "si el año pasado se mantuvo los dos conciertos en una escuela concertada de Olesa pesar de tener un número baja de preinscripciones, si este año pasa igual a una escuela pública también se mantengan los dos grupos".



Pleno olesa


Atendiendo a las argumentaciones del concejal de Movem Olesa, desde el PSC el concejal Fernando Vicente pidió que la moción quedara sobre la mesa para tratar de llegar a un acuerdo sobre el texto y los acuerdos.


Desde ERC, sin embargo, el concejal Martí Fortuny cargaron duramente contra la moción, que aseguró contenía "mentiras" contra la alcaldesa, Pilar Puimedon, al que acusó de haber hecho una "manipulación flagrante" con el objetivo de obtener un beneficio electoral con la situación. Fortuny también se quejó de que la alcaldesa no les hubiera convocado a ninguna reunión tras el encuentro con el departamento de Ensenyament ni que se hubiera convocado a ningún grupo de la oposición en el consejo escolar municipal. Fortuny defendió que la Generalitat "no cierra" grupos de P3, sino que "se deja de ofertar una línea, no dos", y de hecho consideró que "es más coherente sacar este grupo de la oferta para que las familias sepan qué posibilidades tienen de tener plaza en un centro u otro", defendiendo que, a pesar de esta rebaja de un grupo, la ratio de alumnos por aula era más baja que la de este curso.


La alcaldesa, Pilar Puimedon, rechazó, por "gruesas e injustas", las acusaciones del concejal de ERC, a quien aseguró que desde los Servicios Territoriales de Educación informaron al Ayuntamiento que, en vez de los 12 grupos P3 actuales, "se saldría con 11 grupos a la oferta inicial y que otro caerá en la concertada porque no habrá suficiente matriculaciones". Entre otras consideraciones, la alcaldesa aseguró que en los 8 años que lleva ocupando la concejalía de Ensenyament, nunca se había encontrado con un Delegada territorial tan cerrado a negociar con el Ayuntamiento, que lo que hace es proponer lo mismo que hace tres años cuando se vivió la misma situación: que en vez de decidir, a priori, en qué escuela se cierra un grupo de P3, sean las familias las que lo decidan a través del proceso de . Con este argumento también rechazó que su postura actual pretendiera obtener un rédito electoral, ya que "es la misma que hace tres años". De hecho, para la alcaldesa, las críticas de ERC respondían a que el departamento de Enseñanza de la Generalidad está dirigido por el mismo partido.preinscripción


Pilar Puimedon también manifestó su indignación por el hecho de que el departamento de enseñanza convocara la semana pasada las direcciones de todas las escuelas de Olesa "a una reunión en Martorell y no nos dijo nada, y al parecer el tono era bastante coercitivo. Esto nunca había pasado ". La alcaldesa también pidió que el tono del debate se rebajara.


El concejal Jordi Cornellas, que también es director de una de las escuelas públicas de Olesa, cuestionó los datos de la rebaja de la ratio dadas por el concejal republicano, e insistió en que hay que defender que "no debe haber una escuela predeterminada donde cerrar un grupo. Y esto no debe suponer tensiones entre escuelas". Por esta razón volvió a apostar por rehacer la moción presentando "una propuesta política que nos pueda englobar a todos".


Martí Fortuny, sin embargo, insistió en su queja hacia el equipo de gobierno por no haber sido convocados a ninguna reunión ni al Consell Escolar Municipal, y continuó defendiendo que la rebaja de la oferta "no es un tema de recortes , es de padrón y de sentido común".


En cuanto al Consell Escolar Municipal, la alcaldesa aseguró que averiguaría que no habían sido convocados, si bien aseguró que "en todo el mandato no han asistido a ningún consejo". Pilar Puimedon insistió que el Ayuntamiento es consciente de la bajada de la natalidad, pero rechazó que se quiera señalar una escuela concreta para cerrar un grupo de P3 "cuando esta escuela no es la que el año pasado tuvo menos demanda".


Ya en el turno de portavoces, los concejal de PDeCAT-Demócratas, Domènec Paloma, se añadió a la propuesta de PSC y Movem Olesa de dejar el asunto sobre la mesa para una reformulación de la moción. En la votación, se aprobó efectivamente dejar el asunto sobre la mesa con los votos favorables de Bloque Oles, PSC, Movemos Olesa y PDeCAT-Demócratas; el voto contrario del PP y la abstención de ERC. Está previsto que los próximos días todos los grupos políticos hagan una reunión para abordar esta cuestión.



Olesa descarta abrir su piscina cubierta este invierno

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial