Los bancos Rojos de Viladecans, que no tiene París

|

Bancos viladecans distrito 3


Los presupuestos “participativos” del ayuntamiento de Viladecans, es todo un alarde de “transparencia” dedocrática, que solo los que lo practican se lo creen.


La penúltima jugada, la colocación de 4 bancos muy discretos, en rojo, rojo que se ve a unos cuantos kilómetros. Se les conocen como “Enzos Couches” y han sido colocados en la Plaza del ambulatorio de arriba, como todo el mundo la conoce. Pero en realidad, su nombre es Pla dels Màrtirs del Setge de 1714. ¿Alguien sabe que se llama así? Habría que hacer una encuesta a las personas que van a diario al CAP, más conocido como ambulatorio,  para saber el grado de conocimiento del nombre.


Volviendo a los bancos rojos, de gran movilidad, sobre todo para los jóvenes que los utilizan por la noche, los juntan todos en círculo y montan la marimorena, con bebidas incluidas, ¿Cuánto cuesta este mobiliario urbano? Pues unos 10.000 euros que traducidos a las antiguas pesetas son 1.663.000,86, en un espacio donde la sombra se ha ido al medio de la calle. Son especiales para poder tomar el sol, ponerse moreno y además sale gratis.


¿Por qué lo han colocado ahí? Según el ayuntamiento, lo han hecho como respuesta a una de las propuestas más “votadas” por los vecinos del Distrito 3 en el presupuesto participativo del 2017, en la que se pedía poner elementos para hacer más “bonito” este lugar. Como todos saben es una plaza dura de cemento, con escalones, sin árboles que den sombra y sin otros elementos que humanicen un lugar considerado de encuentro.


Hablando con algunos vecinos de la zona, los bancos no le ha hecho ninguna gracia, por mucho que los venda el ayuntamiento, que explica el invento con las siguientes afirmaciones “Con esta nueva incorporación se pretende dotar de nueva vida el espacio, convirtiendo el centro de equipamientos públicos de uso intensivo en punto de encuentro de ciudadanos y ciudadanas de todas las edades. Su estructura funcional está pensada tanto para sentarse como para estirarse, por eso se consideran apropiados por actividades tan diferentes como descansar leyendo un libro o acompañar a los niños que juegan”.


La estética de los nuevos bancos es exquisita, porque también los han colocado en The Main Square en Rotterdam, y en la plaza del Museo de Quartier en Viena. Con estos antecedentes, ¿quién se atreve a decir ahora que Viladecans no es una ciudad moderna, puntera en innovación y más Europea que París, que de momento no cuenta con unos bancos rojos como los vecinos del distrito 3, el que que antes se conocía como la Ponderosa, y que ahora cuenta con unos bancos rojos como la capa de Caperucita?


Eso sí, las calles siguen sucias y cuando al concejal de vía pública, entre otras competencias que tiene, le hablan del modelo limpieza de A Coruña para implementarlo en la ciudad, dice “en Galicia llueve 200 y pico de días al año, y eso limpia las calles, en Viladecans, no llueve”, algo que es obvio. El meteorólogo Mazón se ha estrujado las meninges con esta afirmación. Solo se le ha quedado reconocer que cuando llueve, las calles están mojadas y que hay personas que se pegan unos resbalones de cuidado, cosa que en Viladecans no hace falta que llueva para que la gente se de unas  buenas leches . Eso sí, con los bancos rojos de 10.000 euros , los daños colaterales de la caída  serán menores. Siempre les quedará tumbarse en los bancos Rojos de Pla dels Màrtirs del Setge de 1714.

El alcalde Carlos Ruiz y Jordi Mazón viajan a Pontevedra a conocer su modelo de ciudad

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial