Los anclajes de un hinchable, con la mejor tecnología, llegan a Viladecans

|

Hinchable


Cuando un ayuntamiento o un particular organizan cualquier actividad, la seguridad debe ser una de sus prioridades. Si el evento afecta a la infancia, las precauciones son siempre pocas. Ejemplos de malas prácticas son conocidas con resultados mortales.


El pasado 16 de junio, en Viladecans, se puso a disposición de los niños, un castillo hinchable, para que pudieran disfrutar de esta atracción que tanto les gusta. Pero, ¿cual es la desagradable sorpresa con la que se encuentran los padres? Que el castillo no tenía anclajes en el suelo como marca la normativa. Una persona que estaba allí, avisó al concejal Anselmo Sánchez que mandó desinflar el artilugio hasta que cumpliera con la normativa. Pero, ¿quien es el responsable de Vía Pública? Jordi Mazón ¿Está al corriente del incidentde? ¿Hizo alguna cosa?...


A la tarde, el hinchable volvía a estar lleno de aire, para alegría de los niños que se habían quedado frustrados por la mañana sin poder jugar en el castillo. La atracción infantil estaba de nuevo en funcionamiento ¿cumplía la normativa? Sí claro, utilizaron la última tecnología punta para sujetar el hinchable: garrafas de plástico llenas de agua y tochos de cemento atados a una cuerda para aguantar el castillo. Las fotos dan cuenta de los "anclajes" último modelo que aplicaron para que los niños, con total "garantía" pudieran jugar junto a sus familias. ¿Quién fue el lumbreras que revisó los anclajes? Dicen que los accidentes pasan porque no se toman las medidas necesarias, eso es bien cierto.



Algunos se les ha olvidado ya, el suceso de Girona, donde una niña murió en una atracción de este tipo, porque no estaba bien sujeto al suelo el hinchable y salió volando. Accidente que le salió muy caro a la niña que con toda confianza se había subido a disfrutar de una atracción que resultó  fatal.


El concejal Sánchez, Mazón o a quién corresponda, deben velar más por la seguridad de los ciudadanos. En esta ocasión, porque no hacía viento, no ha sucedido nada, pero la improvisación solo es facultad de los chapuzas.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial