Las trabajadoras del servicio contra la violencia machista del Baix Llobregat, en huelga

|

Violencia machista


Las trabajadoras que actualmente prestan el servicio de asesoramiento y acompañamiento a víctimas de violencia a machista en el Servei d'Intervenció Especialitzada en Violència Masclista del Baix Llobregat, dependiente de la Dirección General de Familias de la Generalitat de Cataluña y ubicado en Sant Feliu de Llobregat, han convocado una huelga a partir del 12 de febrero.


Las huelguistas quieren denunciar así el malestar de la plantilla ante lo que consideran una degradación progresiva de sus condiciones laborales y una pérdida de calidad asistencial como consecuencia de la falta de recursos materiales y, especialmente, humanos para desarrollar su tarea.


Los paros se desarrollarán entre las 11h y las 13h los lunes 12, 19 y 26 de febrero, sin descartar la extensión y ampliación del conflicto y las trabajadoras "lamentan profundamente" las afectaciones que puedan ocasionar a las usuarios de este servicio.


Desde el año 2014 la plantilla se ha ido reduciendo incluyendo las bajas de personal esencial para preservar la eficacia del servicio como son psicólogas, trabajadoras sociales y insertor laboral. Aparte, las trabajadoras informan que la Associació Benestar i Desenvolupament, responsable de la gestión del Servicio, ha dejado de cubrir las bajas médicas de corta o media duración de su personal, obligando al resto de la plantilla a realizar sobreesfuerzos para cubrir las ausencias y provocando una creciente desatención de áreas concretas del servicio en un contexto de notable incremento las consultas y del volumen de personas atendidas desde este espacio de protección para las mujeres que sufren formas diversas de violencia machista.


Las portavoz de las huelguistas, Sonia Mataró, subraya que las "Las personas que requieren ayuda y apoyo para hacer frente a la violencia que sufren necesitan un abordaje necesariamente pluridisciplinar de su problemática" y ante los recortes de personal no se puede ofrecer la atención suficiente a unas mujeres que "ya están sufriendo bastante y no merecen la ineficacia o el olvido de las instituciones".


Las trabajadoras lamentan que durante 6 meses han intentado "negociar sin ningún avance. Hemos expuesto nuestra situación, nuestra preocupación e inquietud" ante su situación laboral y la pérdida de calidad del servicio y no han encontrado "la menor voluntad de establecer un diálogo sincero y fructífero" por parte de los responsables del servicio. Lo que les ha llevado a convocar estos paros parciales.


Y es que la situación es ya insostenible, porque ante la atención que requieren las mujeres que acuden al servicio se ven obligadas a realizar nombrosas horas extras que no han sido retribuidas, por no abandonar a las mujeres, pero especialmente por culpa del abandono por parte Associació Benestar i Desenvolupament que no cubre las vacantes, sigue recortando en personal e ignoran sus peticiones.


Las convocantes de la huelga consideran que la situación que se vive en el Servei d'Intervenció Especialitzada en Violència Masclista del Baix Llobregat no es una excepción. Según afirma la plantilla, en la mayoría de estos centros se dan circunstancias similares sin que la Generalitat esté velando suficientemente por las condiciones laborales de las profesionales contratadas por las diferentes empresas e instituciones concesionarias del servicio a las ocho demarcaciones territoriales donde está presente. 


Es por ello, que desde el servicio del Baix Llobregat se ha impulsado la creación del Sindicat Teresa Claramunt que toma el nombre de la histórica militante anarquista y feminista de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. El objetivo de este sindicato es conseguir que el servicio y la ayuda que ofrecen a las mujeres víctimas de violencia machista "sea verdaderamente efectivo y permita a estas mujeres superar las miedo, las angustias y las dificultades con el asesoramiento de profesionales cualificadas que puedan disfrutar de unas condiciones laborales en la altura de la importante labor" que llevan a cabo.

2017 deja casi 2000 mujeres maltratadas por solo 60 hombres condenados en el Baix Llobregat

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial