Las Termópilas del "guionista"

|


Termopilas


Las mujeres, y desde hace ya unos cuantos años, los hombres se suelen teñir el pelo en un gesto de coquetería y en algunos casos para cambiar el color original o en otros por algo más pragmático: tapar las canas que el paso del tiempo han dejado sin posibilidad de que la naturaleza las cubra. No es malo, están en su derecho quienes optan por cualquiera de las dos opciones. Lo que sucede es que en algunos casos son más que evidentes los efectos secundarios que ello comporta.


En cualquier consistorio, siempre hay uno o más concejales especiales y Viladecans no es la excepción.  Allí se pueden encontrar unos cuantos muy curiosos. El que hoy nos ocupa, aparte de no leerse los “papeles”, porque eso lleva trabajo, son tantas las tonterías y salidas de tono que realiza durante el pleno, que es para escribir un libro, por mucho que la Encarni le de su apoyo y salga del pleno a consolarlo.


Además, malinterpreta las cosas, las saca de contexto y solo lee diarios serios, como  The New York Times o La Razón. Los demás son cutres, mentirosos e irreverentes y no los lee, pero por ciencia infusa sabe lo que publican. Curioso.


El personaje en cuestión es de película. La tiene tomada con una regidora, a la que a lo largo de esta legislatura intenta no solo crucificar sinó ridiculizar, metiéndose con ella insistentemente.


El colmo del personaje, ha tenido lugar en este último pleno, donde en un alarde de intelectualidad, sentenció su intervención contra la edil advirtiéndola:“ nos encontraremos en las Termópilas”. Y claro, el enclave es conocido por la famosa batalla del mismo nombre que tuvo lugar en el año 191 a. C. 


Y como diría Don Quijote, “largo me lo fiáis Sancho”. 


Remontarse a esa época, tiene narices la cosa, por algunas razones. Si lo que quiere el susodicho concejal es trasladarse a esa época, hay unos cuantos personajes en esa famosa batalla de griegos, en minoría numérica y persas. Es evidente que las mujeres no tomaron parte en la misma, por raciones obvias. Solo la mitología griega hacía referencia al género femenino en las ninfas, cuyo papel no era precisamente el de guerreras. Dicho lo cual, la pregunta que nos hacemos, la Colla de los Mamuts es: ¿qué personaje representa el intrépido edil?, creemos que está claro que de Demócrates, ¿no?. Quizás le iría mejor de Jerjes o mejor de Efialtes.


La misoginia era muy dada en la Grecia de los filósofos y quizás por eso, evocar esa etapa, no está muy lejos de su pensamiento. Lo mejor sería que la regidora en cuestión le dijera ¡Hasta luego Lucas!. Expresión muy cinéfila para "un guionista" tan peliculero. 


El jubilado Atienza nombrado consejero de dos empresas municipales
El PSC de Viladecans se congela

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial