Los activistas y bufones de la corte

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital


Tuit toni alba


Las personas que se consideran demócratas deberían aceptar las críticas, respetar la pluralidad de opiniones, partidos y deben ser tolerantes, además de respetuosas y no mentir. Pedir a los demás que hagan lo que uno quiere, pero en cambio ellos, hacen lo contrario de lo que predican, no es ser precisamente un demócrata, más bien es ser un dictador del tres al cuarto. Democracia es tolerancia.


De estos maestros de imposición de ideas, por el artículo 25, hay unos cuantos en esta Catalunya donde estos sujetos han sembrado y lo siguen haciendo el descredito, la mentira y el odio. Además se otorgan la potestad de hablar en nombre del pueblo de Catalunya, porque ellos son Catalunya y los que no opinan igual, no cuentan, que se vallan a otros lugares, por ser malos catalanes. Con este comportamiento ¿ quién se han creído que son?, ¿ la delegación de los Iluminati en Catalunya ?. Algo así, al estilo de Fernando Esteso en sus mejores momentos estelares.


El adoctrinamiento independentista cuenta con bocazas a sueldo del erario público. Ese dinero que pagan todos los ciudadanos, pero que disfrutan unos cuantos y utilizan los medios de comunicación público para difundir su “discurso” solo para el ciudadano independentista y el resto a callar. Ellos son los portadores de la razón, los elegidos.


“Los simples son carne de matadero: se les utiliza cuando sirven para debilitar al poder enemigo, y se les sacrifica cuando ya no sirven” , decía Humberto Eco.


En los  medios públicos catalanes hay unos cuantos comunicadores y cómicos dignos de estudio: Toni Albá, el bufón de la corte, el faltón oficial que lleva ya unos cuantos años insultando y menospreciando a los españoles. Llamando al boicot de todos aquellos que no opinan como él, porque tienen criterio propio. Pide Albá el boicot al  producto de determinadas empresas. Son muchas las perlas de esta "joya de la intolerancia". Hasta llegó a proclamar, en esos mítines pagados que “ los españoles son unos ignorantes”. Él es un erudito en temas monetarios relacionados con el procés.


Ahora está tomando la misma medicina que ha recetado durante estos años: el boicot que han pedido en las redes sociales  con su restaurante. Actitud que no le ha gustado ni un pelo al de Vilanova y ha puesto el grito en el cielo. ¿Pretenderá que vayan a su negocio las personas que ha insultado reiteradamente?. ¿Solo él tiene bula en esta Semana Santa?.


El número de adictos que se prestan al coro del adoctrinamiento es larga. Algunos de ellos tienen la cara de cartón piedra. Es el caso “del trinquero”, Josep María Mainat, cuya trayectoria profesional ha transcurrido por la geografía española, allá por los años 70 y 80. Cantaban en catalán, la Trinca, por "las Españas" y no tenían problemas. Cuando se retiró del grupo, no sin antes haber ganado mucho dinero en sus conciertos por la España que detesta, se metió en los negocios, entre otros, de las productoras de programas, para las televisiones públicas y privadas de esa España que menosprecia ideológicamente, pero que quiere económicamente. Su productora, es la autora de Operación Triunfo que emite cada lunes TVE. Como eso le proporciona mucho dinero, se ha puesto las gafas oscuras y mira para otro lado. Ahí no dice nada.


El pasado día cinco de enero, Mainat escribía en su twitter “Ningún, absolutament ningú intenta convèncer-nos de les bondats de que Catalunya es quedi a Espanya. Intentaran allargar aquesta situació amb la força, la injustícia i la violència, però ja ens donen per perduts. Li veig un trist final a Espanya.”. Es un comentario de los más suaves, si los comparamos con otros que ha escrito. Mainat es un activista en las redes sociales, un apóstol ideológico, muy activo.


Como decía Churchill “Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema” 



Artículo publicado originalmente en catalunyapress.es

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial