Puigdemont, los 200 del bastón y un espectáculo bochornoso

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital


Apoyoalcaldesporelreferendum


La actuación del desafío de Carles Puigdemont en Bruselas, este martes, es antológico, fuera de lugar y de una irresponsabilidad patológica. Empezó por la mañana con esa entrevista a la carta de Catalunya Radio transmitida en directo por TV3, los medios de los separatistas y realizada por la superestrella, Mónica Terribas. Los códigos éticos de la profesión estaban guardados en el cajón de los dos directores elegidos a dedo, fieles yihadistas dispuestos a inmolarse por la causa, eso sí, bien pagados Todo esto ha ocurrido en dos medios públicos, que se han erigido – por la gracia divina- en los garantes de los derechos de los exiliados políticos- algunos los denominan cobardes y traidores- . Mientras, el comité de empresa, el CAC y el Colegio de Periodistas miraban al cielo para ver por donde soplaba el viento. Es alucinante, flipante que diría más de uno. Y no sucede nada….


En esa entrevista a la carta, Puigdemont, en su submarino amarillo, ha soltado por esa boquita de piñón tal cantidad de mentiras que más de uno se ha tenido que tomar varias patillas para poder llegar al final de la misma, mejor dicho el panfleto de campaña de Puigdemont el paria.


Por la tarde, con la llegada de los 200 del bastón, dispuestos a escuchar- publico rendido- lo que quisieran y en compañía de representantes de Bildun Sin Fen, y de la ultraderecha xenófoba de Flandes que les están dando soporte. Las apariciones estelares han sido de traca. La estrella de la gala Puigdemont cerró el acto patriótico  reclamando libertades, cumplimiento de las leyes, derechos, democracia y todo lo que se le pudo ocurrir- tiempo para pensar maldades tiene-- Pero se ha olvidado de explicar que él, sus compañeros de fuga y el resto de compañeros de gobierno, se han saltado todas las leyes, incluidas las que ellos de manera ilegal habían aprobado. Porque lo digo yo y punto, que por algo soy presidente destituido”ha debido pensar la estrella.


El delirio de Puigdemont ha llegado a tal extremo que no ha dudado en desafiar a las instituciones europeas. ¿Haciendo amigos, Don Carles?.


Lo increíble es que, él está libre, puede hacer campaña electoral, pretende encabezar una candidatura de país- cuando a los que están en prisión les ha hecho la gran jugada- y que Junqueras se aguante que no puede participar en ella y él es el gran perdedor. ¡Vaya morro que tiene!. ¡Pero está claro que Junqueras no se lo ha perdonado, no y en la penitencia va a estar el castigo!.



Los del bastón de mando, tienen guasa la cosa, que diría un sevillano. Pero vamos hablar de este instrumento que portaban los representantes municipales. No relataremos toda la historia del bastón, porque es muy extensa. Aunque tuvo etapas complicadas. Esto del bastón de mando- aunque es de madera- , es un “símbolo” que se entregaba a los alcaldes a  otros cargos también. En teoría, no tiene nada que ver con la frase “ordeno y mando” ¿o si? frase que aparecía en los bandos municipales: “Yo, alcalde presidente, Fulano de Tal, ordeno y mando…”. Sino que, aunque se refería a mando, ese mando era para que se cumplieran las leyes del Estado y las ordenanzas municipales, y no las “leyes” o caprichos de un determinado Alcalde; leyes y ordenanzas que el propio Alcalde y todos los vecinos estaban y están obligados a cumplir, con bastón o sin él. 


Como se puede comprobar, los 200 alcaldes han aplicado la versión dictatorial de “ordeno y mando “y por eso me voy a Bruselas". Quizás deberían haber utilizado el bastón para señalar, por ejemplo, a Comín y pedirle explicaciones de lo mal que va la sanidad catalana y recodarle de paso que los ciudadanos no pueden hacer más sacrificios que los que estoicamente vienen soportando. Que es un inepto, que han de cuidar a las personas y que la ciudadanía no puede hacer más sacrificios de los que están aguantando . 


Los sacrificios que los hagan ellos, políticos insensatos, sin escrúpulos y con ausencia total de responsabilidad de lo que está sucediendo ¿ O cree Comín que los ciudadanos son el Banco de España?. Así que sanseacabó. 


Artículo publicado originalmente en Catalunyapress.es

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial