El AMB aprueba el nuevo plan de restauración para el vertedero del Garraf

|


Vertedero vall joan

Vertedero de la Vall d'en Joan (Begues).


El Área Metropolitana de Barcelona ha aprobado un nuevo proyecto para clausurar y restaurar definitivamente el depósito controlado de la Vall d'en Joan. El nuevo plan, que mantiene la calidad técnica y paisajística, reduce sustancialmente el coste previsto inicialmente. El programa contará por primera vez con la financiación de fondos FEDER de la UE.



El AMB aprobó la reanudación de los trabajos de clausura y restauración paisajística del antiguo vertedero del Garraf, que durante más de tres décadas recibió los residuos municipales de buena parte del territorio metropolitano.


Los trabajos de restauración, que se iniciaron en 2001, quedaron parados con el advenimiento de la crisis económica, por falta de fondos.


Así, con la última aprobación, no sólo se desbloquean los trabajos, sino que además se hace con un proyecto reformulado, para alcanzar unos resultados equivalentes al proyecto original, pero con una importante reducción de costes. 


De esta manera, mientras que el proyecto inicial tenía una estimación de los costes que rondaba los 39 millones de euros, la versión actual prevé un importe total de 27,7 millones.


El plan que se ha aprobado prevé la actuación sobre un área de 448.735 m2, correspondiente a la parte superior del valle, que es la última que se llenó con residuos. Esta zona pertenece, en su práctica totalidad, en el término municipal de Begues. El proyecto prevé una ejecución por fases coherentes con los recursos disponibles y estimados en un futuro próximo.


Inicialmente, los trabajos de clausura se comenzaron en la parte inferior del vertedero, ya que la superior aún se mantenía activa. En este nuevo proyecto, con el vertedero ya sin actividad, se ha decidido iniciar los trabajos para la parte superior del vertedero (la puerta de Begues) para que las aguas pluviales no se infiltren en las zonas ya selladas. El proyecto que se ha aprobado permitirá terminar la clausura y restauración paisajística de las zonas del vertedero que aún están pendientes de intervención.


El sistema constructivo ha variado respecto al proyecto original, a fin de buscar soluciones más económicas con resultados igual de efectivos. Así, se ha pasado de un sistema de terrazas, que exigía muchos movimientos de tierras, a uno de "caminos" que, manteniendo el perfil del valle con su pendiente natural, diseña un sistema de caminos, que será complementado con la plantación de especies vegetales autóctonas.


Para estas nuevas actuaciones, se dispone de un presupuesto para la fase 1, que consiste en el sellado normativo de los residuos para evitar cualquier riesgo para el medio ambiente. Este presupuesto está cuantificado en 3 millones de euros, y será financiado a través de aportaciones de la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC).


Los otros 2 millones de presupuesto disponible corresponden a la fase 2, que consiste en la propia restauración paisajística del entorno, y será financiada mediante fondos FEDER provenientes de la Unión Europea y por la AMB, al 50%.


Se prevé que a finales del 2017 esté redactado el proyecto ejecutivo de estas dos fases con una superficie de 77.400 m2, y que a mediados de 2018 se puedan iniciar las obras. Más allá, también se prevé que durante el 2018 se puedan iniciar la fase 3, con aportaciones de la ARC y recursos de otras administraciones, para terminar la totalidad de los trabajos.


TERSA se encargará de gestionar la energía producida por el vertedero de Garraf

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial