La reinona Rahola Martínez ahora no es española

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital


Rahola

He de confesar que en casa, soy la única que aún sigue viendo los informativos y debates de TV3. Mi colega, hace tiempo que dejó de hacerlo. Es la costumbre, deformación profesional, o quizás, como me recriminan, porque soy masoca. Sencillamente me sirve de desahogo para decir: ¡Cómo es posible que sigan haciendo adoctrinamiento!. ¡Pero qué le vamos a hacer! como decía Felipito Takatún “yo sigo”.


El pasado sábado, en un debate de la voz de su amo, TV3, con la presencia omnipresente de la reinona Rahola Martínez, otros periodistas- por supuesto con un porcentaje equitativo, 99% indepes como manda los cánones y el 1% de mono de feria para que no se diga-, con la presencia también de Anna Simón y el tonto útil de Nuet, me quede de pasta de boniato- debe ser por la proximidad del 1N. La reinona de los países catalanes y parte del extranjero le dijo a Simón, -que había ofrecido al periodista 1% , que no hablaba catalán-un documento que estaba en inglés y castellano, que se lo diera en inglés, con un gesto que quiso ser gracioso. Pero su agudeza real no quedó en eso, sino que en un momento dado del debate- donde no dejaba hablar a nadie- soltó aquello “no queremos ser españoles y nadie nos puede obligar” y tomó aire porque se había quedado descansada. Eso sí, no tenía buena cara su realísima majestad.


En ese instante me vino a la memoria escenas de otros tiempos, protagonizadas por la que ahora prefiere el Inglés al Español y siente repelús por pertenecer a la piel de toro. Resulta que durante muchos años ha vivido de escribir en español en la Vanguardia- continua en ella- , hablando en español, en tertulias de la televisiones españoles, sin hacerle asco, dado que ese “sacrificio” insufrible le repostaba buenos beneficios económicos.


Me acuerdo de su paso por Protagonistas, de Luís del Olmo, donde hablaba en español y no renunciaba a nada. Hasta que Del Olmo se la sacó de encima, cuando se dio cuenta de su estrategia. ¿Que le pasó con Julia Otero?. Pues tres cuartos de lo mismo. Pero siempre habló en Español y no le importaba. ¿La pela es la pea y no tiene nacionalidad ni lengua?


"¿No sabe quién soy yo?". esa frase se quedó gravada en la memoria de muchos ciudadanos. La autora de la misma, una candidata de ERC que estaba de campaña por Badalona y se le llevó el coche la grúa. Cuando intentó sacarlo del depósito municipal, sin abonar la sanción económica correspondiente le salió un policía local que la trató como a cualquier ciudadano que se quiere escaquear. Entonces fue cuando soltó la frase tan democrática: “¿No sabe……", Rahola Martínez recibió críticas por su actitud, hasta la del propio Francesc Homs, a la sazón concejal del Ayuntamiento de Barcelona. La Rahola Martínez ya apuntaba maneras.


También me viene a la memoria, el nombre de Lucian Padurau, el rumano que fue detenido en la puerta de su casa por cinco mossos de escuadra, la mayoría de los cuales lo golpearon reiteradamente hasta su llegada a comisaria. “Más vale que te lo tragues todo, porque si la jueza te deja libre, nosotros te mataremos”  fueron las palabras amables que le dedicaron. Estos mossos fueron condenados por torturas, y después indultados por el consejo de ministros del PP. Pero la Rahola Martínez, los defendió a capa y espada. No estaba sola, contaba con el soporte de Pepe Álvarez de UGT, Jordi Pujol y la entonces consellera de justicia,  Montserrat Tura, que hicieron campaña a favor de los mossos, para garantizar la impunidad final de los condenados... Al final, los rumanos se marcharon a su país.


Es curioso la defensa a ultranza que siempre ha hecho la reinona Rahola Martínez de los Mossos, quizás por ello fue condecorada por el cuerpo.


No podemos olvidar su defensa a ultranza de la sanidad catalana que funciona tan bien. Eso sí, no habla de los recortes, ni de las listas de espera. Para la reinona, este gobierno es maravillo y hace las cosas estupendamente. Quien no opina así es que es español.


Quizás la Rahola Martínez espera que la nombrem reinona de los países catalanes, y que el asiento del trono sea como la cama de agua que dice tener en su dormitorio.


¡Ah!, pero que la cama no sea ni española, ni rumana, aunque la esposa de Puigdemont, muy amiga suya tenga sus orígenes en esa tierra cíngara.


Artículo publicado originalmente en Catalunyapress.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial