Carlos Ruiz lleva 31 años desarrollando su Modelo de ciudad

|


WhatsAppImage20171017at15.05.46

Carlos Ruiz ha apostado por el tocho y los rascacielos.


Carlos Ruiz lleva 31 años, como cargo electo en el ayuntamiento de Viladecans.  Primero como regidor, llevando áreas  importantes y posteriormente como alcalde, y eso es todo un logro, si se tiene en cuenta que, Ruiz, Alcalde de Viladecans, cumple 55 años. Lo que quiere decir que entró en el ayuntamiento con 24 y aun no se ha apeado


En todos estos años, ha ido subiendo como la espuma en su carrera política y ha sido el autor de la ciudad que ahora tienen sus habitantes. Como dirían algunos: ciudad del tocho y  los rascacielos. 


Pero vayamos por partes. En el 1996, según sus propias palabras, el entonces alcalde, Jaume Montfort le encargó – más bien se lo pediría él- que pusiera en marcha una nueva área, la de Planificación Territorial y Promoción de la Ciudad. "Menudo chollo.” El objetivo – según consta en su currículum municipal- era aprovechar los desarrollos urbanísticos previstos para cohesionar y generar actividad económica, impulsar nuevos sectores y crear un modelo de ciudad en el que los espacios verdes y los equipamientos jugaran un papel fundamental. Esta responsabilidad le vinculó con la de consejero delegado de la empresa municipal, VIMED y, en representación de esta, obstentó el cargo de vicepresidente de la Asociación de Vivienda Social  del año 2000 al 2003.


De estos datos se pueden extraer varias cosas: Creó un modelo de ciudad, teóricamente, ideal, con espacios verdes y equipamientos. ¡Oooh!. Todo teoría y poca práctica. Por qué, ¿donde están esos espacios verdes?. ¿Quizás en la Plaza Constitución?, un pegote de cemento, con arbolitos en macetas.  


Carlos Ruiz se hizo con el control de la empresa Municipal VIMED, que algunos del municipio han bautizado como "una agencia de colocación", y que está dilapidando todo el patrimonio de suelo de la ciudadanía de Viladecans. Esa, cuyos altos cargos, con buenos sueldos, son todos de fuera de la ciudad.


Desde su parcela de poder, Carlos Ruiz, ideó el Parque de Negocios y el Delta Business Center, construido por Proinosa. Del Parque Aeroespacial del que tanto habían hablando, nada de nada porque se fue a Andalucía, y Viladecans se quedó con las ganas. Lo lógico era que se hubiera instalado aquí dado la proximidad del Aeropuerto pero incomprensiblemente voló a otras tierras. Fue una acción “fallida”.


En estos 9 años de poder absoluto - ahora tienen más - diseñando y controlando la construcción, Viladecans se ha convertido en la Marbella del Baix, no por la presencia de millonarios, sino por la altura de sus edificios y la poca estética de los mismos. Son pegotes altos que han desfigurado la arquitectura de la ciudad y no ha tenido en cuenta los intereses de los ciudadanos.


Y es que 31 años de cargo público son muchos años. Y ya se sabe, al final piensan que la ciudad es su "Cortijo"……





¿Se van a construir pisos en terrenos de Can Sellarés?
El pelotazo del plan Roca en Viladecans y Gavá

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial