Abertis: Verde, que yo te quiero verde

Manuel Fernando González Iglesias
Manuel Fernando González Iglesias

A Coruña, 1952

Abertispasaracontrolarel90desufilialenFrancia


Lo de Abertis fue la notica del martes, compartiendo escenario mediático con la testifical de Rajoy. Reconozco que tuve especiales dudas al elegir el tema de que esta sección, que vuela siempre sobre las noticias más importantes para que el lector sepa siempre lo que piensa el editor del diario que está leyendo sobre el asunto mas importante del día, de la semana o del mes --que de todo hay en el archivo-- y sepa con quién se está jugando su lectura, que para nosotros es un bien muy preciado.


Al final me decidí por lo de la citación del Presidente del Gobierno, porque lo de la compra vía OPA de Abertis, lanzada desde Italia, no la veía nada claro y confiaba que con el paso de las horas desapareciese la niebla del desconcierto para hacerme una idea mejor que poder compartir con la audiencia de este su diario de referencia.


Como era de esperar, la lógica llamada del redactor de economia a Abertis para confirmar la noticia, no produjo ningún titular novedoso que poner encima de la mesa de redacción. Por lo tanto, algo había en el ambiente de este enredo financiero que no acababa de cuadrar. 


Les confieso que yo no veo por ningún sitio que Isidre Fainé necesite vender Abertis para hacer caja, ya que el perfil de la empresa y de los gestores de la misma es sencillamente ilusionante a nivel empresarial por su inmejorable expansión internacional para quien ha sabido elegir a las personas y saltarse la fase más dura del proyecto Abertis con notable éxito, como demuestra la cotización bursatil o el holding de empresas estratégicas que gestiona.


Vamos, que Abertis es un dulce tan apetitoso y lo de Acesa ya se superó, como para dejárselo engullir ahora al primero que anuncia su compra y lo hace a través de una grave "indiscreción" que ha dejado a sus autores al pie de los caballos mediáticos.


Hay un conocido poema de Federico García Lorca que Vd., querido lector, recuerda y que comienza con aquello de "Verde que yo te quiero verde" y que tiene dentro alguna estrofa, digamos, bastante premonitoria para la muy respetable oferta italiana:


Compadre quiero cambiar

mi caballo por tu casa

mi montura por tu espejo

mi cuchillo por tu manta.

...si yo fuera mocito

este trato lo cerraba.

verde, que yo te quiero verde.......


Pero claro, esto no es más que un poema y la prosa nos dice otra cosa, que no es más que una sencilla pregunta: ¿Se hará el trato finalmente y en qué condiciones lo aceptará Criteria o la familia Godía?


De momento, los únicos que lo han hecho bien son los de aquí, ya que la prudencia y la discreción es la hoja de ruta que han elegido. A los otros, o sea, a los que compran, con todos mis respetos, habrá que regalarles algún libro del poeta "granaíno" para que se vayan poniendo en situación... si es que lo que quieren es que se cree un gigante económico.


O sea, que en lo de Abertis: Verde, que yo te quiero verde.


Artículo publicado previamente en Catalunyapress

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial