Cáritas Bilbao reparte este martes en la Plaza Nueva 3.800 raciones de "roscón solidario"

|


A partir de las 12 del mediodía de mañana martes, 5 de enero, la Plaza Nueva de la capital vizcaína acogerá una nueva edición del "Roscón Solidario" de Cáritas Bilbao, en la que se prevé repartir hasta 3.800 raciones de un gigantesco roscón que, al precio de 1 euro, servirán para apoyar los proyectos del Programa de Infancia de Cáritas Diocesana.


Carlos Bargos, director de Cáritas Bilbao; Pilar Alonso, representante de la Asociación de Panaderías de Bilbao-BOE; Nekane Narbaiza, gerente de Lapiko Catering; Unai Aizpuru, presidente de la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo; y Alicia Garmendia, de Iruña Catering, entidades organizadoras de la iniciativa, presentaron el pasado 30 de diciembre esta nueva edición del "“Roscón Solidario de Bilbao", para cuya puesta en marcha cuentan con la colaboración de leche Kaiku y cacao Baqué, así como el patrocinio de Bilbao Ekintza y Laboral Kutxa.


APOYO A MENORES EN SITUACIÓN DE DESVENTAJA SOCIAL


El precio de cada ración de roscón y vaso de chocolate caliente por persona será de tan solo 1 euro, que se destinará íntegramente a los más de veinte ‘Proyectos de Apoyo Socio-Educativo’ (PASE) distribuidos por Bilbao y que forman parte del Programa de Infancia de Cáritas Bilbao. En estos proyectos se potencian y refuerzan las capacidades personales, sociales, cognitivas, educativas y familiares de los menores. Los niños y adolescentes participantes tienen entre 5 y 16 años y pertenecen a familias en situación de riesgo o desventaja social. En cada Proyecto de Apoyo Socio-Educativo se trabajan las áreas de salud y habilidades sociales, escolar, familiar, ocio y tiempo libre.


Como ya se hizo los dos años anteriores, también en esta ocasión se elaborarán raciones de roscón solidario apto para personas celiacas.


El primer corte de este gran roscón solidario se efectuará a las 12:00 horas. En la elaboración del dulce solidario, que contará con un peso superior a los 500 kilogramos, participa un equipo de 10 personas de la ‘Asociación de Panaderías de Bilbao-Bizkaiko Okindegien Elkartea’ y otras tantas de ‘Lapiko Catering’.


Para su preparación se seguirá la receta tradicional y serán necesarios más de 250 kilogramos de harina, más de 50 kg de azúcar, 75 kg de mantequilla, 100 docenas de huevos, 25 litros de agua de azahar, 25 kilogramos de levadura, 30 kilogramos de frutas variadas confitadas para su decoración y 5 kilogramos de sal.


Tras el corte inicial, las personas asistentes --entre las que estarán rostros conocidos del mundo político, social y deportivo de Bilbao-- se podrá degustar este manjar, del que se calcula saldrán unas 3.800 raciones.


El reparto de las raciones de roscón y de las tazas de chocolate, así como las tareas de organización de los espacios y recogida de los donativos será realizado por decenas de personas voluntarias de Cáritas Bilbao. Asimismo, la decoración de la mesa y del espacio donde se situará el Roscón Solidario ha sido preparada este año por los proyectos de Bilbao del Programa de Familia de Cáritas Bilbao.


También habrá durante toda la mañana un ‘stand’ del proyecto KIDENDA con productos de Comercio Justo a la venta. Se trata de un proyecto auspiciado por Cáritas Bilbao, Misiones Diocesanas y Alboan.


CRONIFICACIÓN DE LA VULNERABILIDAD


En la presentación de este "Roscón Solidario", Cáritas Bilbao manifestó su preocupación sobre el número de personas que entraron en contacto por primera vez con Cáritas hace más de cinco años y que continúa recurriendo a ella; es el grupo más numeroso del conjunto de personas acompañadas por Cáritas. Este hecho muestra que el riesgo de cronificación de la vulnerabilidad social –e incluso de la exclusión— se va extendiendo.


En un escenario social en el que la crisis nos está pasando una profunda factura, la realidad de estas personas revela la precarización de las condiciones de vida que está sufriendo una parte importante de la población.


Cáritas Bilbao asegura que nos encontramos ante una realidad protagonizada por personas que se encuentran en una situación muy frágil, precaria en todos los ámbitos importantes de la vida y desde hace mucho tiempo; en este contexto, cualquier incidencia tiene un gran impacto en sus vidas. Viven muy pegadas a las necesidades del ‘día a día’ y con pocas herramientas reales para construir un proceso de desarrollo personal a medio y largo plazo.


Por regla general, su situación laboral habitual es el desempleo, combinado ocasionalmente con trabajos precarios, por horas y de corta duración. Generalmente acceden a la formación también de manera intermitente y a medio plazo no se observan posibilidades objetivas de proyección social.


Cuentan con redes familiares y sociales, aunque en muchos casos limitadas; recurren a asociaciones del tercer sector y a servicios de la administración pública pero los apoyos son –en muchos casos- insuficientes para generar procesos coordinados a medio y largo plazo que permitan a estas personas mejorar su calidad de vida de manera estable.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial