Polémica sobre el parque de vivienda social en Gavà

|

En unos tiempos en que se vive una desaceleración económica cuando apenas han pasado poco más de diez años de una crisis, la burbuja de los precios de la vivienda se está convirtiendo en una amenaza. Todos los indicadores apuntan la tendencia al alza de los costes de alquiler y de compra de vivienda, especialmente en el área metropolitana de Barcelona, y esto está obligando a los ayuntamientos a movilizarse.


Gavà es uno de estos municipios de la metrópolis de Barcelona, donde encontrar un piso a buen precio parece casi una odisea. Desde el ayuntamiento se asegura que se están tomando medidas, mientras la oposición exige más.


Vivienda construccion gava



El principal partido de la oposición, ERC, ha denunciado Gavà no dispone de un parque de vivienda social y exige al consistorio incluir una enmienda al proyecto de presupuesto municipal de 2020 que consiste en la dotación de partida de 500.000 € ampliables para la adquisición, mediante el derecho a tanteo y retracto, de viviendas desocupadas en manos de grandes tenedores a fin de constituir un parque de viviendas de alquiler social.


Para el partido liderado por Albert Massana, la problemática no radica tanto la necesidad de nueva construcción sino por el alto precio de las ya existentes debido a la "especulación", asegura.


Por su parte, fuentes municipales han querido recordar a los republicanos que se va a tener en cuenta este posicionamiento, así como otras propuestas ya que el gobierno municipal aún está elaborando el Plan Local de Ponent, "que debe ser válido para los próximos seis años", subrayan a este diario.


Aún así, desde el ayuntamiento han recordado a los de Esquerra que ya hay en marcha una primera promoción de vivienda social en el barrio de Can Ribes, dentro del Pla de Llevant y que en el siguiente plan para esta zona está previsto que se incluyan entre 70 y 80 pisos de vivienda en régimen de alquiler social.


De hecho, estas palabras del ayuntamiento parecen no servir mucho a ERC, ya que precisamente lamentan que se apueste por la nueva construcción y no preocuparse de la vivienda vacía. Por eso recuerda al ayuntamiento que en el Plan Local de Vivienda recuerde los dos déficits que siempre ha sufrido este sector: la dependencia de la urbanización de un territorio que tiene sus límites y que para acceder a vivienda social de compra es necesario un contrato fijo, algo a lo que, lamentablemente, muchos jóvenes no pueden optar, debido también al estado del mercado laboral.


Desde Esquerra, contrarios desde hace tiempo a este Pla de Llevant, insisten en la necesidad de tener un parque de vivienda social de alquiler, que se puede ir ampliando "sin depender de grandes promociones urbanísticas" que permita garantizar el derecho de vivienda a los más desfavorecidos, impidiendo que terminen viviendo en la calle. 

El Baix Llobregat, la comarca con la vivienda más cara

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial