Padre nuestro que estás en los cielos

Manuel Fernando González Iglesias
Manuel Fernando González Iglesias

A Coruña, 1952

Al final, a los votantes se nos ha quedado cara de tontos ante la sucesión de acontecimientos que nos han llevado, en este negro, negrísimo 17 de septiembre, de manera inexorablemente a otras elecciones absurdas e innecesarias. Esta generación de políticos es sencillamente una banda de incompetentes e irresponsables que, en un momento en que el país necesita paz y sosiego para intentar salir de la que se le viene encima, elige la peor de las salidas posibles con premeditación y alevosía: La que nos lleva al borde del precipicio.


Urna




Y ahora que se ha cumplido escrupulosamente la letra de aquel refrán que dice que quién con niños se acuesta, mojado se levanta, ¿a quién vamos votar?, ¿a los mismos que nos han llevado al peor escenario político posible? ¿a quedarnos en casa y que vote Su Majestad?. Se lo diré con aroma gallego: ¿que carallo hacemos?. Pues miren, de momento, tomarnos un descanso personal durante unos días o semanas. Durante ese periodo, les recomiendo no escuchar a los políticos, sobre todo a los portavoces de los partidos para no tener, además que tragarnos sus disculpas o nuevas consignas y luego ya veremos.


Por cierto, muy listo el que diseñó el horario de la rueda de prensa de Pedro Sánchez este martes pasado a las 20.45 h p.m. haciéndola coincidir con las eliminatorias de Champions de dos grandes equipos españoles. Por lo que se ve, ese “genio de la comunicación monclovita”, además de darnos la mañana y la tarde/noche con sus pactos de investidura quería privarnos del desahogo del fútbol para rematar una jornada trágica para la ciudadanía en su conjunto. Si la campaña electoral para su partido la ha diseñado también así, tengan seguro los sociatas que el actual inquilino provisional de la Moncloa no volverá a ocuparla de nuevo.


Y mientras los señores y señoras de los partidos se reían de todos nosotros, saltaba la noticia  de Urdangarin que también encendió los ánimos de furibundas tertulianas del corazón de las teles que, sin parar a pensar algo racional, comenzaron a rasgarse las vestiduras ante tamaño “fraude legal”. Por lo que he podido ver y escuchar no les ha gustado que el cuñado del Rey tenga un trato lejanamente parecido al de Oriol Pujol, al patriarca de la saga y resto de los hijos, a los presos del Procés o a los que saquearon el Palau de la Música que no han entrado en la cárcel para recochineo de los que contemplamos el panorama desde la dolça Catalunya terra del meu cor  etc, ect, etc.


Miren, es cuestión de opiniones. Lo que queda claro es que los que han escogido la fecha para anunciar la decisión judicial, son más listos que los ratones colorados, porque aprovechar el lío político en el que estamos metidos para anunciar la sentencia es de sobresaliente cum laude. Por cierto ¿escucharon a algún padre de la Patria decir algo en la jornada de marras?, ¿lo esperaban?.


Estamos tan colectivamente jodidos. Nos han tomado el pelo de una forma tan escandalosa, que les confieso que, ante semejante desastre, y mirando de frente al futuro inmediato, a este periodista solo se le ocurre una cosa: Rezar


Padre nuestro que estas en los cielos……….



Artículo publicado originalmente en catalunyapress.es.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial