Miembros de la plataforma antidesahucios tratan de entrar por la fuerza en el ayuntamiento de L'Hospitalet

|

Una treintena de miembros de la PAH han intentado entrar por la fuerza este martes 10 de septiembre al mediodía en el Ayuntamiento de L'Hospitalet de Llobregat para exigir reunirse con la alcaldesa de la ciudad, Núria Marín.


El objetivo de los activistas ha sido denunciar la situación que vive el Ingrid, una vecina del municipio con un hijo de cinco años que hace 42 días que vive en una tienda de campaña ante la puerta del consistorio tras ser desahuciada dos veces en un año, y exigir que se le ofrezca una vivienda digna. 


Frustrado el intento de entrar en el consistorio por los agentes de la Guardia Urbana que custodiaban la entrada en el ayuntamiento, los activistas han solicitado formalmente reunirse con Núria Marín alertando de que no se moverían del acceso hasta que se les recibiera o se les diera una fecha concreta.


El intento de entrar en el ayuntamiento se ha producido sin violencia ni por parte de los activistas ni por parte de los agentes que custodiaban el acceso y que lo han impedido cerrando la puerta del consistorio. De hecho, una vez se han serenado los ánimos los mismos agentes han tramitado oficialmente la solicitud de reunión tomando los datos de dos portavoces de la plataforma y la misma Ingrid.


Los portavoces de la PAH han explicado que han decidido hacer esta acción para denunciar la situación de extrema vulnerabilidad que sufre el Ingtrid, que desde el pasado 31 de julio vive en una tienda de campaña plantada en la puerta del Ayuntamiento, y para exigir una solución definitiva. Dídac Segura, uno de los portavoces de la PAH, ha exigido al Ayuntamiento de L'Hospitalet y a su alcaldesa el cumplimiento de la ley 24/2015 y que se le ofrezca una vivienda digna


PAH LHospitalet entra en ayuntamiento


La misma Ingrid ha explicado que decidió acampar a las puertas del consistorio tras ser desahuciada dos veces en un año para exigir "un derecho básico" como es el del acceso a una vivienda digna. 


La afectada ha subrayado que durante seis años pagó un alquiler de 600 euros sin problemas y que cunado cerró la empresa donde trabajaba se vio en la calle con su hijos de cinco años al no poder pagar. Ingrid también admite que rechazó por "insuficientes" las alternativas que le ofreció el Ayuntamiento como pagarle tres o cuatro días el alojamiento en una habitación o una pensión o ayudarla a pagar un alquiler. "Con esto no hacía nada. No me mover de aquí hasta que no ofrezcan un piso donde vivir con mi hija ", ha señalado.


Desde el Ayuntamiento, se asegura que los servicios sociales municipales están haciendo todo lo que está en sus manos para resolver la situación de Ingrid. De hecho, señalaron que el pasado viernes había concertada una entrevista con ella a la que no se presentó.


El consistorio ha recordado que en L'Hospitalet hay más de 300 familias que esperan recibir una vivienda de alquiler social y que lo que no pueden hacer es "discriminarlas" priorizando unos casos por encima de los demás. Por último, también lamentan que Ingrid rechazara la ayuda de urgencia que en su momento se le ofreció. 

L'Hospitalet, tercera ciudad de España con los precios más altos de vivienda usada
El Síndic destaca las quejas por la vulnerabilidad social en el área metropolitana de Barcelona

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial