​Xavi Paz, alcalde de Molins: “No podremos hacer todo lo que queremos en vía pública y servicios”

|

Xavi Paz (PSC) vuelve a ser alcalde de Molins tras ganar las elecciones con uno de los mejores resultados de los socialistas en esta localidad. Todo hace pensar que se repetirá un nuevo gobierno sociovergente con mayor peso del PSC, pero aún así no se acaba de concretar y el cartapacio municipal es monocolor, rojo. 


Con la legislatura ya en marcha y con un gobierno en minoría Xavi Paz puede tener serios problemas para sacar adelante sus proyectos, pero el socialista no desiste y espera obtener el apoyo de Junts x Molins como lo obtuvo por parte de la ciudadanía.



¿Cómo valora los resultados obtenidos en las elecciones municipales del 26 de mayo?

Los resultados han sido muy ilusionantes, gratificantes y deseados, y no esperados por lo positivos que han sido. Aún así, somos conocedores de que traspasan las fronteras tradicionales del PSC y que vienen dados por las circunstancias generales. La dejadez de los últimos meses ha hecho que un partido con experiencia haya recibido la confianza de una buena parte de los ciudadanos. Incluso ha hecho que gente que antes no nos habían votado lo hayan hecho, porque han confiado en nosotros para sacar los proyectos adelante.


Xavi paz alcalde molins



¿Y a qué se ha dedicado estos primeros días?

Lo primero que hicimos fue hablar con los trabajadores de la casa, del ayuntamiento. Su situación ha sido una de las temas clave de esta campaña. Y lo hemos hecho por voluntad y para darles prioridad, porque muchas de sus reivindicaciones, demandas y necesidades son justas. Y luego por una razón estructural, porque un proyecto político no sale adelante si no hay una estructura técnica detrás. Ese ha sido el doble objetivo que ha hecho que una de nuestras primeras prioridades sea esta.


¿Cuál es la situación de estos trabajadores actualmente y qué piensa hacer?

En el pleno de mes de marzo se presentó una moción sobre las necesidades de los trabajadores del ayuntamiento. Hay ciertos departamentos que requieren de un refuerzo de personal, el departamento de recursos humanos y el departamento de contratación que ha hecho que no hayamos podido mejorar la situación de los trabajadores. Una vez dotemos a estos dos departamentos de los recursos correspondientes podremos ocupar esas plazas que se han quedado vacantes o directamente desiertas. Una parte de las reivindicaciones hace referencia a la necesidad de más técnicos y la otra a la mejora del espacio de trabajo que mejore sus condiciones laborales


Eso implicará recortes en los presupuestos...

Siempre. Si se dota de más dinero a una partida hay que recortas de otras. Hemos de tener en cuenta que aún está en vigor la ley de racionalización de la Administración Pública que limita mucho las partidas destinadas a las retribuciones del personal del ayuntamiento. Tendremos que buscar formulas imaginativas y también entender que hay otras que, seguramente, no se podrán aplicar de un ejercicio presupuestario al otro.

Tendremos que priorizar. No podremos hacer todo lo que queremos en vía pública y servicios y eso forma parte de la acción política: priorizar esos hechos que para uno son importantes. Y eso pasa por racionalizar.


¿Cuáles son esas prioridades que tiene marcadas para la próxima legislatura?

Muchas. Avanzar en la transformación de Molins de Rei. Desde conseguir unos equipamientos propios del siglo XXI, arreglar y equiparar aquellos que no son propios del tiempo en el que vivimos y construir otros nuevos que no tenemos y que la ciudadanía reclama. En esto sentido, entra la construcción de la residencia para personas de la tercera edad, es uno de los ejes prioritarios. Para ello, hemos de hablar con la Generalitat para pasar de las 30 plazas públicas que tenemos para residencias de ancianos a habilitar 80 que nos doten de un cojín que nos permita construir esta nueva residencia de la gente mayor.

También hay otros proyectos de vía pública como la reforma del Pla de Les Palmeres, arreglar el calle Sant Isidre, el Museu del Renaixement. Programas ambiciosos.

En paralelo, desarrollar un programa de apoyo a la gente mayor. Es un colectivo cada vez mas numeroso y que irá creciendo, y no todo el mundo podrá tener plaza en la residencia municipal y hay quienes quieren pasar sus días en su hogar mientras pueda ser con un mínimo apoyo y ayuda domiciliaria.

Hemos de ser ambiciosos en cuanto a atraer infraestructuras y hablar con Madrid para temas como la movilidad.

Pero ambiciosos también significa ser capaz de desarrollar proyectos que se puedan hacer desde el ámbito local y que repercutan en el día a día de la gente como son los servicios de limpieza, vía pública, jardinería o alumbrado que han de funcionar mejor.


Uno de los temas que preocupan es el acceso a la vivienda, ¿qué medidas va a tomar al respecto?

Soy muy claro. Es el ámbito en que todo es bienvenido y no hay una única solución. Necesitamos dotarnos de más vivienda de emergencia social, de más vivienda a precio reducido, hemos de hacer obra pública, tanto de venda como de alquiler… Y estamos mejor preparados que nunca para afrontar esta cuestión. Tenemos dinero porque, en los últimos meses, el ayuntamiento ha ingresado 1,6 millones de euros por el patrimonio del suelo y la vivienda. Tenemos la opción de reconvertir la empresa pública para que haga vivienda pública, tenemos solares que no teníamos hace unos años. Y soy optimista en este aspecto.


También preocupa el empleo. El paro se ha ido reduciendo pero despacio.

Hemos de ser claro. Aquí añadimos nuestro granito de arena. No diré que no tenemos margen, porque obviamente lo tenemos. Hay determinadas políticas del fomento de la ocupación que han estado positivas en el marco de una mejora del contexto económico de una caída generalizada del paro. Hemos pasado del pico de 2.200 desempleados que tuvimos en 2013 hasta llegar a cerca de los 950, prácticamente el 7,6% de la población. Pero hemos de estar atentos a la situación y a las nuevos retos que plantea el mercado de trabajo. Aquí el tercer sector nos advierte acerca del trabajador pobre, que tiene un sueldo precario y se le debe ayudar. Ha de haber una parte de las políticas dirigidas a impulsar la formación pero, también a través de servicios sociales, garantizar la igualdad de oportunidades en el ámbito laboral.

También hace un tiempo se impulsó un programa de becas deportivas y educativas que hemos de impulsar y ver el mapa de geografía humana que tenemos.


¿Tiene algún plan para mejorar por ejemplo la atracción de empresas a Molins o medidas similares?

Venimos de un momento en que el polígono de El Pla llegó a tener un número importante de naves desocupadas, ahora cada vez quedan menos sin ocupar. Pero hemos de acabar de poner en marcha el plan de reforma de este polígono que lo adapte a las nuevas necesidades del mercado.

En esto también somos optimistas, porque gracias al trabajo de los últimos tiempos podremos presentar un plan parcial para el polígono de las Llicorelles que permitirá la entrada de uno de los gigantes del mundo de la logística y nos ordenará este espacio urbanístico y creará ocupación.

Pero hemos de recordar el nivel de atractividad comarcal a nivel empresarial que tiene Molins de Rei. Se ha de mantener esto con el apoyo y el trabajo conjunto al sector del comercio. Potenciar también el sector de la restauración y otros proyectos que han de atraer con equipamientos como el Museu del Reneixement y el atractivo deportivo con espacios como la ladera del río.


También la seguridad preocupa a los ciudadanos más allá de los índices de criminalidad.

Desde la absoluta confianza en el cuerpo de la Guardia Urbana, se les ha de dotar de más efectivos, ver en qué situación está para que funcione mejor, con mayor coordinación, presencia y proximidad con los vecinos y comercios. No sólo trabajar por la seguridad sino por la mejora de la sensación de seguridad. Además requieren de un nuevo equipamiento que llevábamos en el proyecto del partido y que implica una nueva sede en el CAP de la Marina que a su vez nos ha de permitir rehabilitar la comisaría actual de la Guardia Urbana para nuevos equipamientos municipales.


Otro de los factores preocupantes es la contaminación y más ahora con el expediente que Bruselas ha abierto a España por la contaminación en el Baix Llobregat y donde se señala a Molins entre otras 13 ciudades de la comarca.

Se deben lograr mejoras en la movilidad. Un incentivo va a ser la entrada en la zona 1 tarifaria del transporte público. Pero desde el ayuntamiento se ha de hacer todo, y más. En la lucha contra el cambio climático, dar ejemplo, hacer pedagogía contra este cambio climático y por un mundo más verde, más ecologista y más sostenible. Hemos de luchar contra esta contaminación que no es menor, que causa muertos y a la que hemos de combatir. Podremos tomar decisiones a través de medidas y pedagogía, pero una parte de estos índices de contaminación también viene de las infraestructuras y la industria y hemos de hacer presión en conjunto a través del AMB.


¿Pero a nivel local piensa en alguna medida de movilidad sostenible, por ejemplo, como patinetes o bicis públicas y/o eléctricas?

En los últimos meses se han visto paradas medidas en este ámbito y queremos recuperarlas, admitiendo que se pueden mejorar. Al margen de las restricciones o no del vehículo particular, que se pueden estudiar, hay que apostar por este tipo de movilidad sostenible tanto privada como pública.

Tenemos una estructura urbanística complicada pero no podemos ser un oasis, así que debemos apostar por este tipo de movilidad sostenible, regulando también por dónde ha de circular sin olvidar la seguridad del viandante y redireccionar la bicicleta o el patinete eléctrico o no eléctrico, pero dirigirlo a la calzada, porque el peatón tiene prioridad en las aceras.


Pero para todo esto necesita apoyos y el PSC, por ahora, gobierna en minoría...

Un gobierno en minoría que esta trabajando desde el primer día con el objetivo de tener un gobierno más fuerte, con más acuerdos, para lograr los retos de futuro que no se han conseguido.

Hemos hablado con casi todas las fuerzas políticas con mayor voluntad por parte de unas que de otras. Pero hay fuerzas [se refiere a ERC] que sin haber hecho una sola propuesta votaron en contra de la representación de Molins de Rei en el AMB. Tomamos nota de este tono evidentemente obstruccionista y actuaremos en consecuencia. Pero tengo voluntad de crear ámbitos de debate y tenemos la mano tendida, pero se está empezando a ver que hay fuerzas que están por el obstruccionismo.


Ustedes por eso parecían buscar el apoyo y la entrada en el Gobierno de Junts per Molins, ¿cree que, con las peleas que hubo en la Diputació de Barcelona con ERC y la llamada a la unidad en el movimiento independentista, este pacto sociovergente que busca puede fracasar?

Yo creo que hemos de ser capaces de distinguir entre la teatralización para que no te pongan ciertas etiquetas en el mundo independentista y los acuerdos que se logran.

Es evidente y notorio que hay un pacto entre PSC, ICV y JxCat para gobernar el Consell Comarcal, además del pacto en la Diputació. Los pactos se han de distinguir. Los pactos en los organismos supramunicipales pueden crear sinergias y ser muy positivos, y luego, están los pactos locales que se analizan en la política local. Hemos dicho que queremos hablar con todos, tenemos una experiencia de gobierno compartida con JxCat en Molins. Y es evidente que esos argumentos generalistas que expone ERC no mantienen la coherencia y más si se aplica un argumento generalista que no se aplica en el pueblo de al lado, Sant Cugat. Estos posicionamientos políticos hacen daño a la política porque los desacreditan y hacen que la ciudadanía pierda confianza en los políticos. Necesitamos un argumento más de peso que explique por qué ERC no quiere pactar en Molins con el PSC cuando si lo hace en el pueblo de al lado.

Pero hay un proyecto que ha sido abalado por la ciudadanía.


Aún así, el pacto del PSC con Junts puede acabar disuelto tras la sentencia del juicio del ‘procés’ como pasó tras el 1-O.

No creo que lo que es el fracaso de la política deba devenir en la judicialización de la política, como siempre hemos dicho. Y no puede ser que la finalización de este proceso, que abre otro momento político, abra un nuevo fracaso de la política. Pese a que algunos quieren volver a aplicar los mismos argumentos.

Aun así, se están logrando pactos transversales que están superando la política de bloques, que es lo que debe pasar, blindando esos pactos ante lo que pueda suceder. Como este caso o cualquier otra política nacional que no debe afectar a la política local.

El pacto de 2015 entre PSC y PDeCAT en Molins se blindaba de lo que podía pasar en el ámbito nacional, y creo que el gran error del ex alcalde Joan Ramón Casals –reconociendo que el pacto funcionaba bien y sin quejas del trabajo de los socialistas en el ámbito local– fue romper el pacto por algo que no tenía que ver con la política municipal. Y precisamente por eso creo que estamos más capacitados para blindar ese acuerdo. Es lo que ha pedido la ciudadanía y ha apoyado la mayoría de la ciudadanía en las urnas, pese a que puedan haber sectores que sí hacen mucho ruido y muy activos y que han tenido la representación que han tenido. Y estos sectores siguen haciendo ruido pese a no haber obtenido representación.

Xavi Paz (PSC), nuevo alcalde de Molins: "Empieza una nueva etapa"
Junts per Molins da por hecho un gobierno del PSC en el municipio

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial