Nuevo problema en la piscina del Podium de Viladecans

|

El proyecto del Podium Viladecans no empezó con buen pie y parece que con el paso del tiempo los problemas se acumulan, especialmente para sus usuarios y socios. El año pasado ya fue criticado porque tras el dispendio de 26 millones para su instalación, la piscina se quedó pequeña y se tuvo que regular el acceso en varias ocasiones. No hay espacio para todos. Pero este primer puente de junio de 2019 ya simplemente ni siquiera había oportunidad de acceder a ella.


Podium



Varios usuarios de Podium, algunos de ellos de los que pagan 45 euros de cuota para acceder a las instalaciones, se han dirigido este 10 de junio a la piscina del centro, aprovechando el lunes festivo y el calor que alcanzó en momentos los 29 grados. Claro, que al tratar de acceder a la piscina municipal, se la han encontrado cerrada. No podían acceder. 


Esto no ha cogido de sorpresa a algunos usuarios que han estado allí desde la inauguración, pero a otros les ha resultado chocante, que en un fin de semana largo, de calor, no pudieran ni mojarse los pies. Varios de los que quisieron salir a tomar el sol alrededor de la piscina, se acercaron al borde. Pero no pudieron hacer ni eso porque fueron advertidos. La razón esgrimida de porque no se podían acercar a piscina y, por lo que la piscina estaba cerrada, la dio uno de los monitores que había por allí: no había socorristas para la piscina. En plena temporada de baño y de playa (de hecho el ayuntamiento consideró inaugurada la temporada de baño en las playas la semana anterior, el primer fin de semana de junio) aún no cuentan con socorristas.


Uno de los grupos de la oposición, ERC, se vanagloriaba el pasado tres de junio de que gracias a las críticas del partido (y de otras formaciones políticas, y de vecinos), el ayuntamiento había decidido abrir "la (mini)piscina descubierta del Podium". Sólo fue un fin de semana.



Pero los problemas de este primer día festivo de junio no han sido las únicas. Cómo sí se podía salir a tomar el sol, muchas familias lo hicieron, pero al solicitar si podían abrir las sombrillas se han negado a hacerlo, provocando el enfado y el asombro de muchos de los allí presentes que no pudieron protegerse a ellos ni a los más pequeños del sol.


Algunos han considerado y han justificado estos "fallos" porque era un día festivo en Viladecans, otros en cambio, creen que precisamente por ello y gracias al buen tiempo los responsables de Podium deberían estar preparados para la afluencia de más vecinos y tener la piscina y su entorno en condiciones y algún socorrista, por lo que han procedido a llenar la hoja de reclamaciones.


Esto no ha animado mucho a los vecinos, que escarmentados por los problemas sucedidos el años 2018, teman que este verano de 2019, la situación pueda agravarse.

La costosa y pequeña piscina de Podium Viladecans deja fuera a sus ciudadanos
Podium: 26 millones de euros y menos servicios

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial