Olesa combate el exceso de palomas desde los bares

|

La presencia de palomas resulta molesta para algunas personas pero sobre todo si hay muchas. Por eso, el Departamento de Salud Pública del Ayuntamiento de Olesa de Montserrat está haciendo una campaña informativa en los establecimientos de restauración con terraza para informar y dar recomendaciones sobre la presencia de estas aves. 


Las visitas a los bares, cafeterías y restaurantes se hacen hasta el 17 de mayo, y se les facilitan dípticos informativos y unas pirámides con información para poner en las mesas de las terrazas. De hecho, el Ayuntamiento de Olesa realiza periódicamente acciones para controlar la población de palomas y cucarachas


Palomas


El consistorio ha recordado que "a pesar de que no se trata de un año especialmente conflictivo" tiene activados durante todos los meses sistemas para intentar controlar la poblaciones de animales propios de la fauna urbana, como las palomas o las cucarachas.


Así lo ha explicado Victoria Gázquez, técnica de Salud Pública del Ayuntamiento de Olesa, que ha recordado que la presencia excesiva de animales como estos en los núcleos urbanos puede llegar a acarrear problemas a la ciudadanía. En el caso de las palomas, por ejemplo, son un tipo de aves que pueden transmitir enfermedades, crear alergias y dañar el mobiliario urbano, ya que sus excrementos son altamente corrosivos. 


En este sentido, Gázquez ha remarcado que "no se quiere eliminar la paloma de la vía pública" sino controlar la población. Es por este motivo que, desde el 2015, hay tres dispensadores de pienso esterilizador en diferentes lugares de Olesa, concretamente en la calle Barcelona, en el tejado de La Passió de Olesa y en la Plaza de la Dignidad, que "en ningún caso son perjudiciales para los animales". Además, próximamente se quiere instalar un nuevo dispensador. Vicky Gázquez ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a no darles de comer y pedir asesoramiento al Ayuntamiento en caso de que hayan anidado en sus domicilios.


Palomas olesa


Según Gázquez, desde el 2015, el método implantado por el Ayuntamiento de Olesa para hacer frente a la excesiva población de palomas en el municipio ha servido para reducir la presencia en un 46%. Asimismo, confirmó que hay zonas más problemáticas, como edificios vacíos, a medio construir, solares pendientes de edificar o zonas con terrazas de establecimientos de restauración. En este sentido, Gázquez ha recordado que hay no alimentar a las palomas para que, así, el pienso pierde efecto.


La ordenanza de control y tenencia de animales prohíbe explícitamente alimentar palomas o los animales salvajes urbanos. Además, darles de comer puede causarles diversas enfermedades y trastornos intestinales, como diarreas y malas digestiones. En este sentido, el pienso que se dispensa no sólo esteriliza sino que los cuidado de este tipo de enfermedad, lo que también los beneficia.


En cuanto a las cucarachas, desde el Ayuntamiento se hacen controles periódicos al alcantarillado y, cuando se detecta que hay una presencia demasiado elevada de estos insectos, se realiza una fumigación puntual y acotada en el espacio.

El Prat combate las palomas con cometas espantapájaros

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial