La buena gestión de comparsa de ICV de Viladecans

|

Hace unos días, no muchos, los políticos de ICV de Viladecans presentaban su balance de gestión durante estos cuatro años de gobierno compartido con los socialistas. Bueno, más que compartido podríamos decir consentido. El balance lo hacía la Encarni, acompañada de Atienza y Dani, este último ya deja el ayuntamiento y marcha a su casa por "jubilación". En ese balance de legislatura no hubo ni un segundo de autocrítica de aquellas cosas que han hecho mal o que no han cumplido con su programa electoral. Para ellos su gestión ha sido un modelo de las cosas bien hechas que debería figurar en los manuales de buenas tareas realizadas por "los tres magníficos" agregados de Carles Ruiz. Su obra de gobierno municipal es digna de recibir el mayor premio que exista en el mundo mundial. Se sienten orgullosísimos, faltaría más.


Viladecans en comu

FOTO: @viladecanscomu


La Encarni y compañía se han olvidado de explicar tantas cosas que han permitido -unas veces con sus votos afirmativos, otras con su silencio- que el PSC campara a sus anchas, entre otros campos, en el urbanismo: casos como el edificio de la vergüenza, el modelo urbanístico de la vila. Se han olvidado de hablar, no es competencia suya, de la movilidad de la ciudad/pueblo que deja mucho que desea, y si no nos creen que se acerquen alguna mañana, en hora punta, a las salidas y entradas del municipio, los ciudadanos por narices tiene que utilizar y cumplir la penitencia de sufrir los atascos un día sí y otro también y si es miércoles, con eso del mercadillo ya no digamos. Pero claro, ellos a esas horas siguen en sus casas tranquilamente, su horario de entrada en el ayuntamiento es a partir de las nueves, después de tomar el café.


Pasada esa fecha de balance triunfal, los iniciativos se han reconvertido en Viladecans En Comun para concurrir a los comicios del próximo 26, -curiosamente, los 'comunes' de Colau, no tienen a nadie en Viladecans-. Le ha sido muy fácil a los Encarni apoderarse de la marca después de que Podemos no haya querido someterse a las exigencias de su cabeza de lista que ordena, manda, dirige y excluye. Pero ya se sabe la Encarni aplica aquello que dice "el que fue a Sevilla, perdió su silla". Ella hace muchos años que hizo el camino inverso con su deje sevillano, ya perdido.


Nos cuentan que la Encarni está tan subida a la parra -con taburete incluido- que va atribuyéndose los resultados del 28A obtenidos por la formación de Colau/Iglesias, como si esos votos conseguidos en Viladecans fueran gracias a ella, que la quieren mucho los ciudadanos. A la Colla del Mamut nos ha llegado que hay militantes, simpatizantes y votantes que no la quieren de cabeza de lista, no tiene nivel y cuando tiene que hablar en público en un auditorio de un cierto nivel intelectual, siempre va con papeles que lee -¿lo escribe ella?- para no meter más la pata de lo que lo hace habitualmente.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial