El boletín de Viladecans, los grupos políticos y el trampolín de Carles Ruiz

|

A solo dos días del pistoletazo de salida de la campaña electoral de las municipales y europeas, los ciudadanos de Viladecans se han encontrado en sus buzones el boletín “oficial” del ayuntamiento para mejor gloria de su alcalde, Carles Ruiz. ¿Es legal que el ayuntamiento publique ahora el boletín?.Es legal, pero no ético.


No entraremos a analizar la opinión del alcalde que habla de las buenas perspectivas económicas de las que se hace eco el economista Bernardos. Ya lo haremos en otro artículo. Pero sí vamos a comentar los artículos de opinión escritos por los portavoces de los partidos.


El de Eduard Tobararuela de Guanyen Viladecans, con el título” A tu lado un vecino municipalista” título que tiene que ver con la nueva candidatura con la que se va a presentar, hace referencia a la gran experiencia adquirida durante los cuatros años, y se presenta como un “luchador” de los vecinos.


Revista viladecans


José Padilla del PP habla del papel jugado por su partido y hace referencia a la “impotencia” de su minoría que no comulga con la mayoría del PSC, y nosotros añadimos que disimula muy bien, por la gran complicidad que existe con el alcalde, aunque de vez en cuando realiza un “conato” de oposición.  A parte de eso, también hace un balance de sus reivindicaciones.


La "Encarni" de ICV -ahora Comunes- comparsa en el gobierno del PSC, con un título que produce risa, “Tú, yo y la política”, afirma que ”hacer política forma parte de mi manera de ser y de vivir”, creemos firmemente que es más de vivir, claro de la política, que es de dónde saca un sueldo que nunca había soñado. Se presenta a sí misma como una heroína, que a los 16 años fue delegada sindical, pero si la memoria no nos falla, ¿no hay que tener 18 años para ser representante de los trabajadores?. La Encarni sigue con su perolata:  “Ni nueva, ni vieja política, es la política honesta a fuego lento …..”. Se olvida de hablar de la honestidad de su trabajo en la empresa URBASER, con mesa, silla, teléfono, etcètera en el ayuntamiento de Viladecans que pagaba todos los gastos ¿por qué este misterio para no dormir?. El final de su escrito, es aún más alucinante cuando dice “trabajar desde la calle, las entidades, el ayuntamiento o el Parlament, porque le que empuja no son los intereses propios, ni los cargos”. Está claro que los intereses personales se “quedan” aparcados, por eso ¿tiene a dos familiares muy directos trabajando, uno en una empresa del ayuntamiento y otro, en otra empresa que trabaja para el consistorio donde ella es regidora?. Como se puede apreciar, el trabajo de "la Encarni" es por la ciudadanía y la ciudad. Le recordamos su papel de consentidora en el edificio de la vergüenza e Inipro.


Bárbara Lligadas, más conocida como la Rufiana, de ERC. “Reactivar Viladecans”, es el título de su artículos. Creemos que no tiene abuelas, o le falta espacio pectoral para colocarse  más medallas. Bárbara hace balance de estos cuatro años y explica que ha sido el grupo que más mociones han presentado, 51 y casi la mitad han sido aprobadas. Pero no explica cuántas de ellas son realmente beneficiosas para la ciudad y cuantas se han aplicado. Porque ya se sabe, se aprueban mociones y luego no se aplican. La Rufiana se atribuye que “hemos marcado buena parte de la agenda política municipal". Y para más cachondeo, doña Bárbara fardea de haber realizado una oposición firme y constructiva al equipo de gobierno. Pero se olvida de hablar que ella, por protagonista dinamitó la comisión del caso Inipro, filtrando información de la misma y siendo la causante de que no se produjera un documento conjunto de todos los grupos. ¿Por qué?. Nadie lo entiende o quizás sí... También se atribuye la ampliación del hospital y creo que hasta  ella ha sido la artífice del nacimiento de la ciudad de Viladecans. Eso debería ser en una de sus múltiples ausencias de su puesto de trabajo...


Carolina Torres, de Ciudadanos, ¡Gracias!. Con esta sencilla palabra habla de las emociones de sus inicios como regidora y de la emoción que siente cuatro años después de su incursión en la política municipal. Un artículo muy sensato y nada egocéntrico. Carolina escribe en su línea de actuación. Un buen trabajo a lo largo de los cuatros años, aunque le ha faltado ser más incisiva, pofundizar más en los temas  y solidaridad.


Gisela Navarro en su artículo “La Viladecans que queremos”   sigue en su línea, habitual de tirar la piedra y esconder la mano. La contradicción echa política. ¿Qué Viladecans quiere el PSC después de casi cuarenta años que lleva gobernando?. Todos los que lo quieren ver, saben que es la ciudad del tocho, las torres de Vilamarina, del edificio de la vergüenza, la suciedad en las calles, la de la Guardia Urbana que parecen los hombres de Paco. La de los presupuestos participativos que son un camelo. Podríamos seguir enumerando más cosas, pero pararemos aquí, Gisela, por no hablar del caso Inipro, que lo haremos.


Por último Purificación González, de Viladecans Si se Puede ha sido estos cuatro años el azote del equipo de gobierno y por eso en muchas ocasiones ha sentido la soledad y el boicot de sus compañeros de la oposición y por supuesto del equipo de gobierno. Con el título "¿Continuidad o cambio en Viladecans?" hace balance de su trabajo y explica que se vuelve a presentar con una coalición con Front Municipalista para seguir reivindicando una ciudad más cercana y acorde con la ciudadanía 


Pues hasta aquí el resumen de los artículos de opinión/tribuna que ofrece el boletín municipal de Viladecans en este último número de fin de mandato de una legislatura que no ha sido fácil para el equipo de gobierno.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial