Diccionario de mentiras y falsedades sobre salud en internet

Genís Carrasco
Genís Carrasco
Médico y escritor

Alrededor del 60% de los internautas buscan contenidos sobre salud en la web y las redes sociales. Desafortunadamente, la mayoría de veces terminan decepcionados por la información encontrada tal como evidencia el hecho de que puntúen sólo con 3,8 puntos sobre 10 la calidad y credibilidad de los resultados. Esta desconfianza hacia los contenidos de internet es bastante sensata. Las llamadas fake news o noticias falsas están presentes en todos los ámbitos que ofrece la red, pero es en los temas de salud donde pueden resultar más peligrosas. Las barbaridades, tonterías y fraudes sobre salud abarcan un espectro amplísimo de sandeces que va desde fake news que aseguran que las patatas fritas de una famosa cadena de comida rápida son la solución definitiva para la alopecia hasta otros que afirman que las vacunas producen autismo.


Internet 2


Ante esta ignominiosa situación, entidades con vocación de servicio al ciudadano como el Colegio de Médicos de Barcelona (COMB) han puesto en marcha una oportuna campaña contra las fake news sobre salud que proliferan en la web y las redes sociales. La iniciativa, bautizada como #SalutSenseTrampes (o #SaludSinBulos, en la versión en castellano), ha contado con la colaboración de catorce médicos, comunicadores y deportistas conocidos. El mensaje es claro: "ante la gran cantidad de información sobre salud que hay en internet, es indispensable tener precaución y aplicar el sentido común y el espíritu crítico a la hora de seleccionar contenidos".


Es una precaución necesaria porque las mentiras y falsedades en internet se han convertido en una epidemia a nivel global. El concepto de fake internet o "internet de las mentiras" no sólo tiene que ver con las llamadas fake news sino también con la brutal proliferación de bots, webs que roban información personal, visualizaciones de vídeo simuladas, plataformas dedicadas a generar tráfico, followers inventados y otros mecanismos fraudulentos dedicados a simular popularidad o a obtener beneficios económicos espurios. El resultado de todas estas identidades y actuaciones engañosas hacen que sólo el 16% de las personas que interaccionan en las redes sociales sean completamente honestas. De demostrarlo científicamente han encargado investigadores de la Universidad de Indiana (EE.UU.) que han publicado estos resultados en la revista Computers in Human Behavior.


La paradoja de la Sociedad de la Información que se convierte Sociedad de la desinformación digital


Esta es precisamente una de las paradojas de nuestra Sociedad de las Tecnologías de la Información y el Conocimiento: por ella circula una cantidad inmensa de desinformación e insensatez. De tal manera que la desinformación digital es una de las amenazas para nuestro futuro junto a la crisis del agua, el fracasos financieros y el cambio climático. Es obvio que nuestra sociedad posmoderna está perdiendo todo tipo de valores cívicos y que cada vez le es más difícil diferenciar la verdad de la mentira.


Pequeño diccionario de mentiras y falsedades en internet


Las estratagemas, trucos, ardides, engaños, falacias y trampas que oculta internet son tantas que conviene conocer el léxico con el que la propia red las califica. A continuación citaré algunas de las trampas y ardides más usuales:


Astroturfing: Promover o generar comentarios en redes sociales favorables a una marca comercial. El truco es que los hace la propia marca para publicitarse y, desgraciadamente, suele funcionar.


Bot: Palabra que proviene del término "robot" y que designa a falsos usuarios de foros y, sobre todo, chats y webs en línea, que simulan ser usuarios humanos, pero que en realidad son aplicaciones informáticas establecidas en el servidor y programadas para que interactúen automáticamente.


Freebie Marketing: Ofrecimiento calculado de productos gratuitos, a modo de cebo, para conseguir seguidores en las páginas web o perfiles sociales de una marca con el fin de aumentar su cartera social de clientes potenciales.


Hater: Término con el que se conoce a un troll en el entorno de YouTube


Hoax: Noticia falsa que se propaga rápidamente por las redes sociales en cadena. Es el típico mensaje que te cuenta alguna historia triste sobre alguien y te pide que lo envíes al menos a 10 personas si no quieres que esto te pase a ti.


Lamer: Persona que hace ver a los demás que es un gran entendido en algo pero que en realidad no tiene ni idea de nada, ni tampoco tiene intención de aprender.


Phising: Término que se engloba dentro del entorno del "cibercrimen" y que designa la práctica por la que se engaña al usuario para obtener datos suyos y claves de acceso con el que poder suplantar su personalidad.


Splog: Abreviatura blog y spam. Blog con contenido falso o copiado y creado con el único fin de promocionar sitios web afiliados para mejorar la posición de los mismos ante los buscadores, buscando con ello obtener beneficios de la publicidad que se paga por cantidad de visitantes. Stalker: Del inglés, literalmente "acosador". En las redes sociales se llama a aquellos usuarios que rastrean, estudian, persiguen y recaudan datos de otros para acosar y molestar.


Troll: (Hater en YouTube) Es aquella persona que interviene en foros, chats o comentarios de internet con mensajes polémicos, difamatorios, irrelevantes o incluso despreciativos, con la única intención de provocar un entorno violento frente a otros usuarios o bien interrumpir el tema de discusión.


Tweetbombing: Concepto asociado a Twitter que define la acción de un grupo de usuarios (coordinados o no) contra otro usuario dirigiéndose a éste de una manera tan excesivamente frecuente que resulta molesto para la víctima.


Zombi: Ordenador infectado por un programa malicioso y que está siendo utilizado remotamente por alguien que lo disemina a través de una botnet (red de ordenadores zombis) para enviar ataques hostiles a servidores informáticos, robar datos, contraseñas y todo lo que se le pase por su malévola mentalidad.


Fraudes y mentiras sobre salud en internet


Estas trampas y engaños sólo son una pequeñísima muestra de los peligros que oculta internet. En el caso de los temas de salud, estas estratagemas aplican sobre todo a tres tópicos: pseudoteràpies, alimentación y cáncer. Estos tres ámbitos concentran más del 30% de los falsos rumores sobre salud en internet.


A veces, este tipo de falsas noticias circulan por internet y por los grupos de WhatsApp o Twitter a una velocidad claramente superior a la de la luz y muy poca gente se detiene para contrastarlas antes de compartirlas, probablemente con el afán de ayudar a los demás... pero en realidad compartir una noticia falsa de salud no beneficia al receptor sino todo lo contrario.


En otras ocasiones, estos datos falseados comienzan con cadenas de correo electrónico, WhatsApp o Twitter, destinadas a estafar, dañar la reputación o crear alarma sin fundamento para obtener fama o beneficios económicos.


En cualquier caso, ante un posible rumor, no hay que precipitarse a ellos. Primero debemos comprobar la credibilidad de la fuente y asegurarse de que ha sido difundida por un organismo oficial, una web acreditada por una asociación médica o científica solvente o un medio de comunicación prestigioso. En general, son los canales oficiales sanitarios los que pueden y deben orientar sobre la veracidad de los datos publicados. Llegado el caso, el ciudadano no tiene que tomar ninguna decisión hasta contrastar la información con un profesional sanitario.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial