Maite Aymerich: "No nos preocupa perder habitantes"

|

Solemos empezar las entrevistas de valoración de mandato a los alcaldes preguntando por un balance general de estos últimos cuatro años. Pero en el caso de Maite Aymerich, alcaldesa de Sant Vicenç dels Horts, es distinto. Ella lleva apenas tres años en el cargo, desde que Oriol Junqueras apostó por ir a las listas de la Generalitat y le cedió el puesto como alcaldesa. Entonces, mejor empezar por el principio.


¿Le pilló de sorpresa?

Un poco sí. Pero cuando empezamos el mandato, pensamos que esto se podía producir. Pero no tan pronto. Pero por un lado fue ilusión y vértigo. Yo estaba trabajando entonces de psicopedagoga y lo traté de compaginar durante dos años. Luego fue imposible, especialmente para la salud.


¿Cuál seria el balance de estos tres años?

Han pasado muchas cosas. Tenemos un proyecto de pueblo transversal, como es Sant Vicenç. El municipio iba tarde a la hora de ponernos al día desde que entró la democracia. Y nos hemos puesto al día y se ha situado en el mapa de manera positiva. Y en parte ha sido porque Junqueras siempre ha hablado del pueblo. Elogiándolo y dándole prestigio.

Lo más importante es que hemos dejado atrás una enorme deuda, que antes era de 20 millones de euros. Partíamos hace 8 años de una deuda de 750 euros por habitante y lo dejaremos en 47,5 euros por habitante.

Lo que hemos hecho es realizar cosas sin endeudarnos. Nuestra prioridad ha sido: les políticas sociales, la educación y la ocupación.


¿Qué momentos han sido los más difíciles?

Hombre, el más difícil ha sido lo que estamos viviendo. El juicio, que nos parece surrealista. Y ha habido muchos alrededor de estos, como cuando nos despedimos en casa de Oriol antes de ir a testificar en la Audiencia Nacional, sabiendo que sería por mucho tiempo. Todo lo que rodea esta situación histórica te hace sentir en el huracán de la historia.


¿Y los más gratificantes?

Sentir que puedes hacer cosas para que mejore la vida de tus vecinos y vecinas de Sant Vicenç.

Antes de que usted entrara Junts x Sant Vicenç gobernaba con el apoyo de ICV, pero luego le retiraron el apoyo y lograron el de Sant Vicenç Sí Pot, ¿cómo ha sido esa transición?

Tanto ICV como Convergència tenían un regidor más que es el que necesitábamos y hemos ido valorando. Nos sentíamos cómodos con ICV por lo que respecta a políticas sociales, pero luego entran las estrategias de partido. Y además estas tres formaciones se han ido transformando. Algunas condiciones que se propusieron no eran salvables y además, entendemos, que si estás en proceso de transformación, distanciarse de otra formación es una manera.


Otra pregunta que hacemos a todos, pero aquí con mayor sentido, por la importancia y las circunstancias. ¿Cómo se vivió el 1-O?

Fue un momento brutal. Estoy agradecida de haberlo podido vivir desde mi posición. Ver las personas organizadas y no organizadas para hacer ese momento posible. Mi papel fue no impedirlo.

Me preocupé por una posible división entre ciudadanos. Y no sucedió. Sí hubieron cargas y se cerró alguna escuela.

Pero ante esto fuimos más un pueblo. Cohesionado. Facilitando las cosas a la gente. Una lección de civismo y solidaridad brutal. Y al traer las urnas para recontar votos, una satisfacción brutal.


¿Pero acabó afectando a posteriori? Con los lazos, etc…

Las personas que están a favor del derecho a decidir son personas con un concepto puro de la democracia. Este colectivo no genera problemas. Pero hay otro colectivo que no es demócrata, que está siempre insistiendo en la fractura y que constantemente insisten en hablar de esto. Y de tanto hablar parece importante.

Lo vemos en los plenos. A mi una persona me ha exigido retirarme una pieza que llevo en mi ropa. Es una barbaridad. Alguna cosa muy perversa está fallando, y lo digo con toda la intención. Se hace con la voluntad de generar conflicto.


Maite aymerich


Vayamos a temas concretos. El paro, pese ha bajado, sigue situando a Sant Vicenç como la primera o segunda localidad del Baix con unas cifras más elevadas. ¿Cuál es el problema?

Somos uno de los municipios también con una de las rentas per cápita más bajas, también. Pero estamos orgullosos porque hemos hecho una evolución muy positiva. Del 21% hemos caído al 12% del paro. Y se ha hecho con acción social, educación y formación. Tres pilares que permiten que las personas desarrollen su proyecto de vida.

Se ha hecho mucho trabajo en políticas de ocupación, en generar sinergias con empresas que se instalen aquí y que se sitúen en los polígonos para generar ocupación y flujo económico. Y atraer a las empresas. Tenemos empresas que se han ido instalando y lo harán en el futuro, como Penguin Random House, por ejemplo. Y también se han hecho jornadas por emprendedores, ayudas a mujeres en paro para auto ocuparse, subvenciones en formación para incorporarse al mercado de trabajo.

Se ha hecho un gasto importante porque revertir el paro es fundamental. Si generas ocupación hay menos intervención o acción social, y si generas formación hay más posibilidades de encontrar trabajo.


¿Pero esto revierte finalmente en encontrar trabajo aquí?

Aquí y fuera de Sant Vicenç.


También ha hablado de empresas que vienen, ¿pero cuanto duran? Porque algunas se han ido

Vienen para quedarse, tanto pequeñas como grandes.


Otro factor que se observa es que Sant Vicenç está perdiendo población. ¿El estar en estos rankings que antes hablábamos también perjudica?

Estamos en los 28.000 habitantes, ahora no llegamos. Tenemos una comunidad marroquí importante, así como la chinas y otras. Pero más que por fuga e población creo que es por el estancamiento de la llegada de inmigración. Pero no nos preocupa. Las familias están estabilizadas. También hay otros temas como las de vivienda.


Este es otro de los problemas, la vivienda…

La política el ayuntamiento es dar la posibilidad de acceso a la vivienda a las personas de Sant Vicenç. Porque no estamos en una carrera por aumentar población. Y se había planteado, porque con más población recibes una ayuda supramunicipal. Pero para nosotros es necesario dar respuesta al acceso a la vivienda pero para los de aquí y los que quieran vivir.

Hemos trabajado en pisos de vivienda de emergencia social. Porque hemos vivido muchos desahucios y no teníamos pisos acoger a esa gente que se encontraban en la calle y al no tener pensiones no hoteles en Sant Vicenç tuvimos que reubicarlos fuera.

Hemos equipado dos pisos en un equipamiento municipal, y están previstos dos más, en régimen de habitación compartida para esos casos. Y hemos adquirido vivienda para ser de emergencia, hablando con bancos, para tener entre 6 y 8 viviendas dedicados a la emergencia habitacional en régimen de habitación compartida.

Sant Vicenç tiene además cero vivienda pública. Y nuestra apuesta es realizar vivienda pública de alquiler, para que luego no pase a manos privadas, como ha sucedido. Y queremos que se haga dentro del entramado urbano, no crecer creando otros barrios. Hemos pensado el H10, ajustar ese plan que estaba en un cajón a la normativa actual y lo hemos puesto a disposición del AMB. Trabajamos con ellos para construir 36 viviendas públicas de alquiler para jóvenes. Y estamos viendo si podemos hacer más en Vila Vella, que está envejeciendo, atrae a migración y se despuebla y planteamos zonas del casco antiguo para ver cuál es la viabilidad de hacer parque público de vivienda.

Creo que en el próximo mandato tendremos una oferta de vivienda pública para que nadie marche, se reduzcan los precios del mercado y se llenen viviendas vacías, que ahora hay unas 1.000 en el municipio.


Aymerich


Ha habido polémicas por la seguridad también. Hay diversas acusaciones que dicen que la comisaría de la Policía Local ha estado varios días cerrada.

Un dia, dos horas y media. Había mucha desestabilización de esas plazas públicas, pero se ha llegado a diferentes acuerdos en estos 4 años, para estabilizarlos. Había personal aquí sin tener una plaza fija y ahora sólo quedan tres plazas para regularizar. Se ha hecho un trabajo para examinar y corregir estos defectos. Porque sin una plaza consolidada no podían progresar.

También se ha trabajado para que la Policía Local tenga un 100% de la plantilla orgánica. Pero estos cuerpos en varios municipios, es un cuerpo que tienen mucha movilidad.

Pero es cierto que debido a estos ajustes, pasó este cierre por dos horas y media y estamos viendo qué sucede.

Igualmente también ha sucedido en otros cuerpos aquí, como el de los Mossos.

De todos modos, las cifras de seguridad en Sant Vicenç son muy buenas. Se ha reducido el índice de delincuencia y estamos por debajo de los índices del Baix Llobregat.


Imagino, que el tema de que la plantilla no fuera estable, también ayuda a generar esa sensación de inseguridad.

Pero han estado cubiertos todos los turnos y la delincuencia ha bajado. Realmente me preocuparía si la Junta de Seguridad me hubiera dicho que estamos por encima de la media.


Eso no significa, que no crezcan ciertos delitos.

Aquí no. Los que más han crecido los delitos de fraude, debido especialmente por Internet, que pueden tener el origen aquí o no.

Pero también hemos hecho un trabajo de educadores de las calles que ayudan también a reducir la sensación de seguridad e interactúan con la gente ha tenido efecto, creo.


También se han firmado acuerdos para el desarrollo económico del Baix Llobregat Nord, en algunos están y otros no. ¿Cómo ha sido el criterio?

Sant Vicenç es el municipio grande de los pequeños y ha permitido impulsar esto. Se ha empezado con alianzas puntuales con algún municipio y se ha pensado en dimensionarlo más. Igual que compartes una bolsa de ocupación, puedes también proponer una ruta turística. Tenemos las posibilidades y las capacidades y es una apuesta a nivel de proyección económica y para que todos los municipios participen y se ayude por ejemplo a la exportación, dimensionar el Parc Agrari, porque la agricultura nos da valor. Y queremos generar estas sinergias positivas. Actividades como la gastronomía, el ‘Pessebre Vivent’, hay una red que nos consolida.


Vamos a otro punto importante de esto cuatro años, el 8-M, ¿cómo lo ha vivido como miembro del Congrès de Dones del Baix Llobregat?

Yo como alcaldesa me he sentido más señalada como mujer que nunca. Estuve en una reunión en el AMB con 12 personas y la única mujer era yo. Y te preguntas cosas y te das cuenta cada vez más y de manera directa que algo pasa.

En diferentes actos a las que hemos sido invitados, hemos coincidido con otras alcaldesas y coincidíamos en que habíamos vivido situaciones similares: que por ser mujer se nos pregunta por los hijos, por como conciliamos la vida familiar y laboral…

Y decidimos conformar un proyecto, liderado por Sant Vicenç que es el Congrès de Dones del Baix Llobregat y aprovechar que estamos aquí, para hacer algo. Nos encontramos alcaldesas de diferentes colores y acabamos sacando este decálogo a incorporar en los municipios para lograr el feminismo.

Y el 8-M fue el punto álgido.


Para ir terminando, dígame cuáles han sido las dos o tres acciones que se han llevado a cabo y que han sido importantes este mandato.


Por un lado, hemos reducido la deuda del ayuntamiento en un 75% y hemos aumentado el presupuesto y las inversiones sin incrementar los impuestos municipales. Otra es que hemos completado el mapa de equipamientos culturales, educativos, deportivos y cívicos del municipio de forma definitiva para ponernos al mismo nivel que los municipios de nuestro entorno. Y la tercera, que hemos fijado un modelo de ciudad que pone en valor el Parc Agrari y el Parque Fluvial del río Llobregat, y que quiere hacer de los productos agrícolas de proximidad y de la gastronomía los elementos que definen e identifican en Sant Vicenç dels Horts.


¿Y tres cosas que no se ha conseguido o están pendientes de realizar?


Una ha sido la ampliación del Parque Agrario del Baix Llobregat en 40ha en el municipio. Esta está pendiente de la modificación del Plan Especial del Parque Agrario del Baix Llobregat. La segunda acción que lamentamos que no se haya podido realizar es la ampliación de la rotonda y del vial de acceso a la A2. Está pendiente de la firma de un convenio entre la Diputació de Barcelona y el Ministerio de Fomento. Y otra, la creación de un parque público de alquiler que permita a las personas y familias con menos recursos tener acceso a una vivienda digna.


¿Cómo encara estas próximas elecciones?


Con satisfacción por el trabajo realizado que ha ayudado a crear las condiciones necesarias para mejorar la calidad de vida de las vicentinas y los vicentinos en todos los aspectos. Tenemos la convicción de que nuestros vecinos y vecinas volverán a darnos la confianza para continuar con el proyecto de ciudad que estamos desarrollando con la colaboración de mucha gente que quiere Sant Vicenç dels Horts y su gente.


Y ya para acabar, ¿teme la aparición de la ultraderecha, de partidos como Vox, en el ayuntamiento? ¿Cómo lo valora?


Es un fenómeno que tarde o temprano tenía que aparecer en España igual que lo ha hecho en la mayor parte de Europa. Ante los problemas económicos y sociales que estamos sufriendo no hay soluciones mágicas ni fáciles. Mucha de la ciudadanía, ante estas situaciones complejas, buscan respuestas y las encuentran desgraciadamente en partidos de extrema derecha que todo lo solucionan con más autoritarismo, reducción de derechos y libertades y uniformismo. Ante esto la gente que nos consideramos progresistas sólo podemos dedicar más tiempo y esfuerzos a generar respuestas a los problemas de nuestra sociedad. Y lo haremos con más democracia, más libertad y más derechos sociales.



COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial