La playa de Viladecans, con un socorrista menos, por los recortes del ayuntamiento

|

El ayuntamiento de Viladecans se ha visto obligado a modificar el pliego de condiciones del contrato de servicios de vigilancia de las playas tras el recurso presentado por UGT por las malas condiciones que exigía a los socorristas. Y la opción del gobierno municipal ha sido recortar plantilla y días de trabajo.


Así lo ha expresado a este diario Carlos Parra, delegado del sector de Socorrismo de FeSMC-UGT de Catalunya, para conocer las nuevas condiciones que ha puesto el ayuntamiento de Viladecans al contrato de socorristas. En total, en las playas de Viladecans van a haber 4 socorristas en vez de 5 y apenas van a estar tres meses, desde finales de junio a principios de septiembre.


Esta reducción es la consecuencia de los recortes aplicados por el gobierno de Carles Ruiz, tras el recurso presentado el pasado 25 de febrero por UGT al contrato de licitación presentado por el consistorio. En el pliego de condiciones el ayuntamiento proponía que los trabajadores se acogieran al Estatuto de los Trabajadores por la inexistencia de un convenio claro, algo que suponía "condiciones mínimas de sueldo y de derechos laborales".


Socorrista portada


Pese a la certeza de que no existe un convenio de socorristas, el ayuntamiento ha obviado que, según un dictámen del Consejo de Relaciones Laborales de Catalunya, se les debe aplicar el convenio colectivo autonómico de trabajo de las empresas privadas que gestionan equipamientos y servicios públicos, que afecta también a la actividad deportiva y de ocio. Además, en el recurso se recuerda que es imprescindible delimitar correctamente el peso de los costes laborales en el precio del concurso y evitar ofertas anormalmente bajas que no tengan en cuenta los costes del convenio colectivo de aplicación.


Finalmente, y como respuesta al recurso, la Junta de Gobierno Local, en sesión ordinaria el día 13 de marzo, ha resuelto declarar desierto y desistir del procedimiento de licitación del contrato del servicio. Eso sí, las nuevas condiciones presentadas no mejoran mucho las cosas.


CORRECCIÓN A LA BAJA


Como aplicar el convenio colectivo supone que los trabajadores deben estar mejor pagados, el ayuntamiento ha propuesto volver a sacar a concurso la licitación con el mismo coste, lo que ha llevado a que en vez de cinco socorristas, este 2018 vayan a haber sólo cuatro para todas las playas.


Pero no sólo eso, sino que la presencia de socorristas en la playa se va a reducir en el tiempo. Este hecho se produce porque en la licitación recurrida también se especificaba que, como "mejoras" del servicio, la empresa encargada de ofrecer la vigilancia en las playas incluyera una cantidad de horas y días en que se realizarían estas tareas de manera gratuita. Estas horas que hacían cuestionables las condiciones laborales de los trabajadores, finalmente han desaparecido, y en el pliegue sólo aparece el horario remunerado que va de finales de junio a principios de septiembre. Por lo que, además del resto de fines de semana, en Semana Santa, las playas de Viladecans no contarán de socorristas.


Playa remolar


El sindicato consideraba, además, que las condiciones recogidas en el pliego de condiciones de la licitación no garantizaban el cumplimiento de las obligaciones sociales y laborales durante la ejecución del contrato, ya que las condiciones económicas no tenían en cuenta los costes laborales del convenio colectivo sectorial de aplicación a la actividad citada. Este hecho incumple la ley de contratos del sector público que entró en vigor en marzo de 2018 y que supone un avance muy importante para garantizar la estabilidad de los puestos de trabajo y evitar la precarización de las condiciones laborales de los trabajadores de empresas con contratos públicos, contribuyendo, además, a mejorar la calidad de los servicios públicos.


Respecto a la subrogación, el pliego tampoco recogía la información necesaria del convenio sobre el deber de subrogar los trabajadores que actualmente prestan este servicio en caso de cambio de empresa adjudicataria.



LEY DE 1972


Parra recuerda que esta situación se produce en muchas playas de Catalunya porque nadie se ha preocupado de mejorar la situación de los socorristas que apenas está regulada por una ley que data de 1972, que sólo menciona esta actividad en dos páginas en que no se habla del material que requieren los encargados de la vigilancia de las playas, y el poco que aparece está obsoleto y deja en manos de los ayuntamientos la determinación de la, llamada, "temporada de verano".


S.O.S Socorrisme apunta que esto debe modificarse a través de un decreto como ya existe en Baleares y Canarias que regulan las condiciones mínimas de seguridad en las playas, específica, por ejemplo, el material y personal necesario por kilómetro de playa, la renovación de los materiales y un largo etcétera que no contempla la citada ley, que ya está "obsoleta".





Los socorristas de las playas convocan una manifestación por sus derechos
Nace SOS Socorristes para reivindicar una ley reguladora de salvamento en las playas

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial