El silencio institucional y político por la desaparición de una vecina de Viladecans

|

Solo han pasado unos pocas jornadas del 8 de marzo, Dia Internacional de la Mujer Trabajadora. Miles de manifestaciones en toda España donde las mujeres masivamente, también  hombres salían a las calles para denunciar, entre otras, cosas la desigualdad, la violencia machista y la discriminación. Miles de voces al unísono compartieron la unanimidad de las proclamas de unos temas que, pese a las miles de denuncia , expresaban  que las cosas no han mejorado, y en algunos casos, como el de la la violencia de género ha ido en aumento. La solidaridad y la lucha por los derechos de las mujeres siempre han sido la bandera enarbolada por el colectivo 


Desaparecida viladecans


Hace ya unos días que Janet Jumillauna mujer de Viladecans desaparecía en Cornellá donde había acudido a realizar diversas gestiones. Los medios de comunicación de toda España se han hecho eco de la noticia ampliamente. La desaparición no ha sido voluntaria, según su familia. Alguien se la ha llevado por la fuerza, sin que por el momento se tenga más datos sobre el caso. La investigación sigue su curso para descubrir lo que realmente le ha pasado a Janet. Hasta el momento todo es una incógnita a resolver.


Poca actividad se ha producido en los colectivos feministas y en la propia ciudad/pueblo de Viladecans, su lugar de residencia. Resulta significativo e indignante que el ayuntamiento no haya hecho ningún comunicado, como se suele hacer, de repulsa y de apoyo a la familia, en estos momentos tan complicados, donde un gesto, unas palabras, o una ayuda se agradecen más que nunca. Tampoco las mujeres políticas se han pronunciado en solidaridad con Janet. Solo hay que mirar los perfiles de Twitter de los concejales/las del equipo de gobierno donde no hay ni un sola línea que hable de la desaparición de Janet,ni una línea  de repulsa y solidaridad con ella. Ni mucho menos se habla  de organizar alguna concentración de apoyo. Tampoco las políticas de la oposición, a excepción de Purificación González de Viladecans si Se Puede,  han dicho de manera solidaria "esta boca es mía". ¿Por qué? Es una buena pregunta que solo ellas pueden responder. Tampoco el concejal responsable de la guardia urbana, Anselmo Sánchez, que por cierto siempre insertaba en su Twitter carteles de personas desaparecidas ha hecho ningún comentario, es más para acceder a su cuenta se debe realizar una solicitud de seguimiento. Vamos que se ha blindado la cuenta para que nadie pueda leer lo que tiene en ella, es una cuenta para amigos y conocidos. No le gustan las críticas ni los comentarios de los vecinos "enfadados".


Desde la Colla del Mamut, queremos expresar la sorpresa por el mutismo institucional, político y ciudadano. Cuando desaparece un ciudadano/a, lo normal es que la primera institución de la ciudad/pueblo,  haga algún gesto , una reacción de preocupación y solidaridad, no la de mirar para otro lado como si el tema no fuera con ella. Pero tambien es un deber de los partidos políticos y de la ciudadanía de preocuparse por lo sucedido a Janet Jumilla. El silencio solo sirve, en estos casos para demostrar que la sociedad está perdiendo un gran valor como es la solidaridad.

Buscan a una mujer, vecina de Viladecans, desaparecida en Cornellà
Aparece el coche de la mujer desaparecida de Viladecans

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial