Raquel Sánchez: "Temo el auge de la derecha en Gavà"

|

La ronda de entrevistas con los alcaldes del Baix Llobregat antes de las elecciones municipales continúa con el encuentro con la alcaldesa de Gavà, Raquel Sánchez, el mismo día en el que Pedro Sánchez anuncia el adelanto electoral para el 28 de abril, poco más de un mes antes de las locales.


La alcaldesa sale justo de una reunión después de constituirse la Mesa para la Salud Mental de Gavà, y la entrevista tiene lugar, de manera distendida y sin límite de tiempo, en su despacho. Hay momentos para hablar de los temas polémicos y controvertidos de la legislatura y la oportunidad de expresar qué se ha hecho, y qué no, en estos últimos cuatro años. Sin destacar ningún éxito en concreto y hablando en términos generales, Raquel Sánchez se siente orgullosa del trabajo hecha y tira ya las armas y estrategias de cara a la pre campaña.


¿Cómo valora estos cuatro años en la alcaldía?

Cuatro años muy intensos, pero también muy positivos. Desde el punto de vista de la experiencia personal, evidentemente, y desde la perspectiva de la evolución de la ciudad, de las cosas que hemos podido hacer, de los proyectos que hemos podido desarrollar y otros que hemos encarado... Han sido unos cuatro años donde parece que hemos dejado un poquito más atrás el impacto de la crisis, aunque todavía hay personas que necesitan de nuestro apoyo. Sobre todo, hemos podido garantizar el bienestar de las personas que nos necesitaban más a su lado. Y al mismo tiempo hemos encarado proyectos para la ciudad.


¿Cuáles han sido los grandes retos que han encarado?

Lo decía en mi primera conferencia como alcaldesa, y son esos: intentar mejorar la calidad de vida de las personas, desde garantizar el más básico, hasta articular políticas sociales y de bienestar y que lleguen al conjunto de los gavanense y gavanensas. Situar a Gavà como ciudad de referencia en el ámbito metropolitano y recuperar la confianza de las personas con los políticos, la política y las administraciones, también de ámbito local. Y también tomar las decisiones de otro modo, más consensuada y en este sentido, hemos dado un gran salto en este sentido.


Vamos a problemas concretos como el acceso a la vivienda, porque los precios de la vivienda no paran de crecer en Gavà.

Sí, y esto revela que hay una necesidad evidente de vivienda y de vivienda asequible. No sólo para las personas más vulnerables sino también para las clases trabajadoras, para que accedan a ella a un precio digno y que puedan pagar.

Nuestra ciudad comenzó a hacer los deberes hace tiempo. Planificamos el crecimiento de la ciudad teniendo en cuenta sectores o barrios residenciales hace mucho tiempo. Generamos barrios como La Bòbila con un gran porcentaje de pisos de protección oficial y como el Plan de Ponent aún por desarrollar.

En el caso concreto de este mandato hemos visto hechos realidad, construidos y con familias viviendo, 143 viviendas de protección pública en el primer sector del Plan de Ponent y antes de que termine el año esperamos hacer 130 más, el 50% los cuales deben ser de alquiler asequible.

Tenemos oportunidad de crecimiento, no como Barcelona, lo que ha impactado. Pero un crecimiento responsable y sostenible. Hemos hecho un análisis de las políticas que se han hecho y tenemos una visión de conjunto de presente y de futuro y de cómo acertar con este tipo de políticas.


¿Y han hablado con el sector privado para regular también los precios y que no dependa todo de la acción pública? Siempre hay recalificaciones que caen en manos privadas...

Bueno, nosotros podemos incidir hasta donde podemos incidir. Pero con los instrumentos que tenemos y la influencia que podemos tener, estamos hablando, pero hace falta un marco normativo más amplio que dote de seguridad política.


Piensan en exigir un porcentaje de vivienda protegida como se ha hecho en Barcelona?

Nosotros en los proyectos pasadoa ya superábamos este 30% y en los proyectos de futuro lo superamos, llegando al 40% y en proyectos como Roca pensamos en ampliarlos hasta el 50% y la mitad de éste que sea de alquiler.


Habla del proyecto Roca, ¿no les preocupa que en estos edificios queden restos de amianto y poner en peligro la salud de los futuros vecinos?

Se deberán realizar los estudios de rigor.


¿Se ha hablado con Roca para hacer estos estudios?

No es una cuestión de voluntad. Se deberán realizar estudios de impacto ambiental, estudios del suelo y del subsuelo como estudios de movilidad. No necesitaríamos el acuerdo de la empresa. Se debe hacer y se debe hacer.


¿Y se incluyen plazas de aparcamiento en el proyecto? Porque es una zona con carencia en este aspecto.

Sí. Este proyecto debe ser una oportunidad para mejorar el tema de la movilidad, el tema del aparcamiento, el tema del acceso a la ciudad... Ahora, tenemos dos accesos a la ciudad que en las horas puntas están colapsados y este proyecto nos debe permitir un nuevo acceso. Y también nos permitirá dignificar un barrio como el de la Barceloneta, afectado por el Plan Metropolitano que nos limitaba, y ahora nos permitirá solucionar un barrio que estaba con unas condiciones que no eran aceptables, para mí como alcaldesa. Y nos debe permitir también atraer a más empresas.


Pero, más concretamente, ¿se ha hablado de cuánto aparcamiento público debe tener?

Bueno, eso todavía hay que definirlo. Es evidente que la movilidad y el aparcamiento son unos problemas de esta zona y ganaremos en espacios públicos también para esta zona y en equipamientos... Bueno, ahora estamos en una fase muy inicial, pero tenemos la idea de qué queremos hacer y dibujar las fórmulas.



Raquel Sau0301nchez  alcaldesa de Gava


Entramos, pues, en la cuestión del espacio público. Sabe que hay ciertas zonas que están descuidadas y que les falta mantenimiento. Los acusan de que hay cierta despreocupación en este ámbito.

Despreocupación en absoluto. Es una manía que tengo: la calidad del espacio público. Nos marcamos estándares de calidad muy altos, pero evidentemente, además, Gavà es una ciudad, está viva y no podemos evitar ciertos comportamientos de incivismo. Pero desde el Ayuntamiento destinamos muchos recursos. Y tenemos una empresa municipal desde hace 30 años, con más de 180 trabajadores, más los temporales, que se dedican al mantenimiento de estos espacios y, si comparamos con otras ciudades de alrededor, Gavà sale bien parada. Pero sí es cierto que la ciudad está viva... Y cuando se acerca la campaña son los típicos tópicos que se deben decir. Yo la verdad tengo que decir que la ciudad no está descuidada. ¿Que hay cosas a mejorar? Seguro. Ahora hemos lanzado una campaña de civismo que va más allá de poner carteles, sino que implica más inversión y más control por parte de la Policía para combatirlo. Pero siempre podemos mejorar, es verdad.


La seguridad también es un tema que preocupa, hace poco se conoció que la ciudad estuvo seis meses sin inspector jefe y sin subdirector de la policía.

Gavà es una ciudad segura. Hacemos Juntas de Seguridad que convoco cada seis meses y no una al año. Es cierto que en la última de estas se juntas se dijo, -y a ello se han agarrado algunos grupos de la oposición, por no decir uno en concreto y que actúa bajo la política del miedo- que hubo un repunte de los delitos patrimoniales, pero que tiene que ver con los delitos por internet y no con la seguridad de los espacios públicos.

Por lo tanto, nuestra ciudad es segura, tenemos un buen cuerpo de seguridad y todos los cuerpos actúan de manera coordinada, y el mayor problema que tenemos es en temas de incivismo, y en este sentido tenemos que trabajar con la Policía Local, que es nuestra policía de proximidad. Se cometen delitos y desgraciadamente se seguirán cometiendo, pero Gavà está por encima de los estándares de seguridad respecto a las ciudades de alrededor.


¿Pero qué me dice de la carencia del Inspector y Subdirector de la Policía?

No, no, aquí teníamos un Jefe de Policía que estaba en comisión de servicios, que volvió a su lugar de servicio de procedencia, pero las funciones de Jefe de policía se asumieron y ahora tenemos cinco procesos en diferentes categorías de la policía. Pero lo hemos ido haciendo así siempre cuando hemos tenido necesidad, dentro de nuestras posibilidades, porque tampoco podemos hacer crecer el personal de manera desmesurada, y dentro del marco que fija la ley.


También se rechazaron las patrullas mixtas de Mossos y Policía Local este verano en Gavà Mar.

Lo que se hizo fue cambiar la metodología. Pero hubo una parte patrullas de la Policía Local y por otra, de los Mossos. Pero no se negó patrullaje en la playa.


Otra medida que a algunos les resultó polémica y a otros innovadora fue el envío de las notificaciones de las sanciones en el domicilio de los clientes de la prostitución. ¿Cómo se ha recibido por parte de la ciudadanía? ¿Y qué valoración hace de que otros municipios del entorno no se sumen a esta iniciativa de manera conjunta?

Yo no le tengo que decir a ningún municipio del entorno cómo deben hacer las cosas, porque cada uno conoce su realidad y su problemática. Pero hay que valorar que municipios de alrededor se han añadido a la Red de Municipios Libres de Trata y de Explotación Sexual de Niños, Niñas y Mujeres donde ponemos en común las prácticas e iniciativas de cada municipio.

En nuestro caso y en mi caso no estaba dispuesta a que parte del paisaje de nuestra ciudad, sobre todo en la parte de la autovía, fuera la presencia de mujeres prostituidas. Porque para mí son víctimas o de la explotación sexual o de las redes tráfico o de la exclusión social. Nosotros incorporamos este plan de erradicación de la prostitución de la ciudad, implementando medidas para intentar dar herramientas a estas mujeres para que abandonen esta situación pero también contundencia. Contundencia contra los que, para nosotros, son también responsables de que exista la prostitución, que son los clientes. Sin clientes no hay prostitución. Sancionamos al cliente y notificamos la resolución del expediente en el domicilio, incluso si se ha pagado la sanción en el lugar. Es legal y quien no la quiera recibir...


¿Ha tenido efectos disuasorios?

Sí, nos lo han confirmado diferentes entidades que trabajan con estas mujeres y en reuniones que hemos tenido. Y ha tenido un efecto disuasorio. Sabemos también que solos no acabaremos con la prostitución. Se necesita de una normativa, de un marco normativo abolicionista, yo soy abolicionista, y esto nos permitiría en este sentido acabar con la prostitución, acabar con estas mafias y estos lobbies de interés económico que se aprovechan de esta situación de vulnerabilidad de las mujeres ... Pero hasta que esto no llega, nosotros actuamos.


En este sentido de la defensa de la mujer, uno de los momentos importantes de estos cuatro años fue el 8-M. ¿Cómo lo ha vivido como alcaldesa y miembro de las Mujeres Alcaldesas del Baix Llobregat?

Yo veo que hay una efervescencia y actividad del movimiento feminista muy positivo, se ha hecho presente y nos hemos visto con la necesidad de reaccionar frente movimientos ultra reaccionarios, pero todavía nos queda mucho. Hemos reaccionado y hemos dicho basta y ha de continuar esta efervescencia y visibilidad. Tenemos que seguir luchando, porque queda mucho por conseguir. Pero hay que tener cuidado, porque mire lo que decía Casado el otro día dando la culpa a las mujeres del descenso de la natalidad para abortar, y no a la falta de políticas laborales y de conciliación...


¿Y qué se ha hecho en políticas de igualdad desde Gavà?

Gavà se ha declarado una ciudad feminista y seguiré luchando para que así sea. Y hemos trabajado en este sentido desde la transversalidad, desde las políticas de promoción del deporte, cuando se habla de espacio público, las políticas de promoción económica y de trabajo ...


Otro momento importante fue el 1-O, ¿como lo vivió?

Aquí en Gavà la jornada se desarrolló con normalidad. Como alcaldesa viví esta jornada angustiada, preocupada, triste y con muchas situaciones encontradas. Ver imágenes de cargas contra personas me causaban mucho dolor. No se debería haber llegado hasta esta situación. Estábamos ante una convocatoria que ya se había declarado ilegal y no tenía ningún tipo de validez, por tanto, no era necesaria esta carga. Hubo una incapacidad e ineptitud política evidente y causó dolor a muchas personas y es lamentable. A partir de aquí, Catalunya necesita salir de esta trampa en la que estamos atrapados hace mucho tiempo.


¿Ha afectado el 'procés' y el 155 a las relaciones del Ayuntamiento con la Generalitat y con el Estado?

No tan el 155 como la inoperatividad de la Generalitat. Tenemos una relación cordial, evidentemente y hablamos con consellers y conselleres y hay buena voluntad de entendimiento y yo me la creo. Pero tenemos una Generalitat que está inoperativa, un Parlamento que está inoperativo y esto se traduce en acuerdos, en decisiones, en acciones, en leyes, en reglamentos... que no llegan, con presupuestos que no llegan y que sí tiene un impacto directo con la ciudadanía. Sé que hay gente en la Generalitat a quien les gustaría poder hacer más cosas y hay oportunidades de hacer más cosas. Tendrá que llegar un día en que los gobernantes ejerzan su responsabilidad y veamos la luz.


ELECCIONES GENERALES Y MUNICIPALES


¿El independentismo y las elecciones generales influirá en la campaña?

El independentismo, en las generales, seguro. Pero yo intentaré hablar de Gavà. Yo intentaré hablar de la ciudad que al final a mí es lo que me corresponde, sin rehuir que hay un contexto general que nos marca y nos influye. Yo quiero explicar nuestra hoja de servicios y que nos evalúen y hablar de futuro. Habrá ruido, pero intenaré centrar todo en las municipales.


¿Teme el auge de la derecha y la extrema derecha en Gavà?

Temo... temo... La verdad es que sí, no me gustaría. Hay ideologías políticas que tienen visiones antagónicas a la nuestra y espero que la gente nos dé la confianza a los socialistas y a nuestros modelos de izquierda, pero me centraré en ensanchar nuestra base. Pero si nos dan la confianza soy consciente de que tendré que gobernar para todos y dialogaré con la oposición, como corresponde y lo he hecho durante estos cuatro años.


¿Cree que Vox podría entrar en el Ayuntamiento?

Espero que no, sinceramente. Espero que no. Espero que no entren en las instituciones.


Para ir terminando, díganos tres o cuatro proyectos de las que esté satisfecha que ha hecho esta legislatura.

La apuesta por la proximidad escuchando a la gente; el apoyo a las familias, nunca antes hemos puesto en práctica tantas políticas inclusivas y por la familia; y el cuidado de nuestro espacio público y la modernización de los equipamientos y las políticas de proyección y promoción económica... La gente habla de Gavà y sabe que tenemos proyección de futuro.


¿Y proyectos que no hayan salido?

Hay déficits como la reforma del instituto Bruguers y que ahora parece más encaminada. Llevamos años reclamándolo como ciudad y ya existe el compromiso de un plan director, que me hubiera gustado ya tenerlo hecho y avanzar.

Otro proyexto es la llegada del metro del Delta o la R3, que era un proyecto reconocido por su necesidad pero tenemos que volver a poner sobre la mesa este proyecto.


COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial