Sant Joan Despí expropia dos edificios inacabados

|

El Ayuntamiento de Sant Joan Despí ha iniciado los trámites que permitirán expropiar los dos edificios inacabados que se encuentran entre la avenida de Barcelona y las calles de Fontsanta y de la Mare de Déu de la Mercè, que quedaron a medio construir abandonados por sus promotores. El alcalde de Sant Joan Despí, Antoni Poveda, y la teniente de alcalde de Urbanismo, Belén García, han presentado este miércoles 13 de febrero la modificación urbanística que permitirá acometer la expropiación de los edificios y convertirlos en 115 viviendas con protección oficial para la ciudadanía.


Después de años de negociaciones, el Ayuntamiento de Sant Joan Despí ha iniciado los trámites que permitirán expropiar estos dos edificios inacabados -sólo se llegaron a construir las estructuras, ni siquiera los cerramientos-. Ubicados al pie del parque de la Fontsanta, uno de los inmuebles es de planta baja y 8 pisos; y el otro, de planta baja y 6 pisos. Las obras se detuvieron como consecuencia de la crisis cuando los tres propietarios y promotores no pudieron seguir adelante con la construcción -de viviendas de lujo y oficinas- por problemas económicos.


Vivienda sant joan despi


En sesión extraordinaria celebrada el 12 de febrero, el Pleno del Ayuntamiento de Sant Joan Despí aprobó inicialmente por unanimidad una modificación puntual del Plan General Metropolitano (PGM) que permitirá iniciar el proceso de expropiación de estos inmuebles para convertirlos en vivienda protegida. El Ayuntamiento argumenta el interés público de esta operación que permitirá ganar más viviendas protegidas para la ciudad. El techo máximo de suelo residencial será de aproximadamente 10.000 metros cuadrados que permitirían la construcción de un total de 115 viviendas de protección oficial (VPO).


El alcalde de Sant Joan Despí, Antoni Poveda, ha explicado que "este proceso que se acaba de iniciar tiene un claro interés público, que es dotar a la ciudad de más vivienda protegida. A pesar de los reiterados intentos del Ayuntamiento para desbloquear esta situación negociando con los propietarios, ha sido imposible, de hecho, se han desentendido".


Poveda también ha puesto de relieve que "finalizar estos bloques es también velar por la seguridad de la ciudadanía para unos bloques de esta envergadura, a medio construir, son un peligro".


Este primer paso abre un proceso administrativo que se puede alargar aproximadamente un año, hasta llegar a la expropiación que culminará con la reconstrucción de los edificios, dotando la ciudad de más pisos protegidos. La previsión es que los pisos puedan estar listos en los próximos dos años.


El Ayuntamiento ha realizado diferentes estudios técnicos para comprobar que la estructura esté en buen estado, y los resultados han sido positivos, por lo que se podrán aprovechar los "esqueletos" ya construidos.


Las estructuras abandonadas de estos edificios han sido motivo de preocupación por parte del Ayuntamiento. Ahora, y gracias a esta intervención, esta promoción que se vendía como pisos de alto standing en medio de un entorno privilegiado, como es el parque de la Fontsanta, se convertirá en pisos asequibles para la ciudadanía de Sant Joan Despí.



LITIGIO



Los edificios se comenzaron a construir en 2008, pero la crisis hizo que los propietarios desistieran de continuar la edificación, todo abandonándolos. En la actualidad, un 56% de los derechos hipotecarios de estos bloques son en manos de la SAREB; y el resto, los otros dos propietarios.


El procedimiento que justo ahora acaba de iniciar será el punto final de un largo proceso en el que el Ayuntamiento ha tenido que litigar con los propietarios desde diferentes frentes. En un primer momento, y una vez se abandona la construcción, a principios de 2011, el Ayuntamiento exigió a los propietarios que retiraran una grúa de grandes dimensiones que quedó abandonada, que acabaran de rehacer la parte de acera afectada por las obras y que procedieran, por motivos de seguridad, el cierre del recinto. Finalmente, fue el Ayuntamiento, con los fondos del aval de ejecución subsidiaria, quien se encargó de llevar a cabo estos trabajos para garantizar la seguridad.


VIVIENDA PROTEGIDA


Estas 115 viviendas se suman al Plan de Vivienda Municipal 2018-2020 que prevé dotar a la ciudad de 280 pisos distribuidos en siete promociones. Una apuesta real para ofrecer vivienda a precios asequibles que pasa por la promoción directa (como una de 48 pisos de alquiler que construye la empresa municipal ADSA en Torreblanca) y para facilitar la construcción de vivienda Pulicaria en los nuevos planeamientos urbanísticos gestionando -ne el proceso de adjudicación.


Tres de estas promociones se sitúan en el eje de la avenida de Barcelona -18 pisos en el sector Metalarte; 32 más en la confluencia con la calle Fontsanta y 36 en los terrenos de la antigua paperera-, y dos en el nuevo sector de las Begudes, ahora en proceso de urbanización, con una promoción de 21 pisos concertados y otra de 60 pisos en régimen general.


Esta primavera está previsto que se abra el periodo de presentación de solicitudes de los 48 pisos de alquiler que la empresa municipal ADSA construye en la avenida de la Generalitat, en Torreblanca, barrio donde también se construirá una promoción de alquiler, con 65 viviendas, en la calle de Torreblanca. La promoción de 48 pisos, de 2 y 3 habitaciones, de entre 55 y 75 metros cuadrados útiles, con aparcamiento y trastero, tendrá un precio máximo de 472 y 580 euros / mes, respectivamente (gastos de comunidad incluidos).

Sant Joan Despí echa abajo un edificio ilegal
Sant Joan Despí quiere construir 280 pisos de protección oficial

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial