Las concejalas de Viladecans Barbara Lligadas y Encarni Garcia, con el agua al cuello

|

A las personas que se dedican a la política, bien sea a nivel local, autonómico o nacional, se les debería exigir una buena formación para desempeñar sus tareas en beneficio de la ciudadanía a la que dicen servir. Eso debería ser pero, en la práctica, hay demasiadas personas que no reúnen condiciones para ocupar esos cargos. Como dice el refrán popular "por sus acciones las conoceréis", una expresión que lo dice todo sin explicar nada más.


En este último pleno del ayuntamiento de Viladecans -siempre digo que hay que verlo aunque sea por internet, que es lo que hacemos nosotros-, ERC, con el apoyo de ICV, presentó una moción en la que se pedía al ayuntamiento adherirse a la Asociación Catalana de Municipios y Entidades pera la Gestión Pública del Agua (AMAP), otro chiringuito que suelen montar algunas entidades y partidos políticos para controlarlo a su placer. No hay ya suficientes entes públicos y privados para crear comisiones, tratar los temas y buscar soluciones, sino que hay que seguir complicando las cosas. Pues bien, Bárbara Lligadas su portavoz expuso la pretensión de la moción, pero claro, cuando se utilizan textos de corta y pega y no se profundiza en los contenidos puedes recibir palos hasta en el carnet de identidad. A parte de que no contó con los votos favorables para que la moción saliera adelante, le dieron a ella y a su "socia" de moción, Encarnación Garcia, más conocida como la Encarni. Los del PP les replicaron con contundencia. Carolina Torres de Ciudadanos dudó de la eficacia, también se opuso el PSC y la lección de un trabajo de investigación bien realizado corrió a cargo de Purificación González de Viladecans sí se Puede que le rebatió todos los argumentos de Lligadas y la defensa a ultranzas de la Encarni sobre la buena gestión pública. Gonzaléz a parte de dejar claro que el agua es de titularidad pública, recordó que el servicio o bien es privado o corre a cargo de una empresa mixta. 


Encarni


La gestión pública no significa que el agua sea más barata para los ciudadanos porque los impuestos de las distintas administraciones representan más de un cincuenta por ciento del coste del recibo. Las empresas mixtas cumplen sus objetivos de servicio y las administraciones están representadas en las mismas, tienen la oportunidad de controlar su funcionamiento, pero es que además, la administración fija los precios del agua.


Con la lección que le dio doña Pura, la Encarni le vino a decir que era una sabionda. La verdad es que no es un problema de lo que sabe Purificación, que es mucho, sino lo que ignora la Encarni. Pero como su ignorancia es supina y no tiene voluntad de documentarse, para meter más la pata, la Encarni manifestó que ella había hablado con alguien del ayuntamiento egarense –recordemos que el ayuntamiento había decidido remunicipar el agua que estaba gestionando la empresa Aguas Mina de Terrassa- y que el año pasado habían ganado un millón de euros, como si la gestión hubiera sido del ayuntamiento... Lo que ignora es que la gestión del agua, corrió a cargo de la empresa privada Aguas Mina, que el traspaso al ayuntamiento, o mejor dicho a la empresa municipal Terrassa Cicle de l'Aigua creada para su gestión se produjo el día 10 de diciembre y además, firmaron un acuerdo de alquiler durante cinco años para la gestión de la infraestructura de Mina. De modo que la empresa privada aportará su conocimiento y experiencia acumulada a la recién creada Entidad Pública Empresarial Local (EPEL) Terrassa Cicle de l’Aigua además Mina pondrá al servicio de la misma operativos vitales para operar, como las aplicaciones informáticas de gestión, las oficinas de atención al usuario, almacenes y otras instalaciones.


Como se puede apreciar, los buenos resultados económicos lo hicieron Aguas Mina de Terrassa y que la colaboración público-privada va a continuar, porque los conocimientos, la experiencia no se adquiere en cinco minutos. Las empresas privadas no son los demonios rojos, porque generan puestos de trabajo y riqueza para el país. Encarni, antes de hablar infórmate, o haces que algunos de tus colaboradores que te escriben los papeles que lees se documenten mejor... Hablar por hablar, sin conocer los temas, deja en muy mal lugar a quienes lo practican.

Subir impuestos es de izquierdas, dice la Encarni

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial