Los presupuestos participativos de Viladecans, son muy dedocráticos

|

Albarosa


Volvemos a los actos publicitarios del ayuntamiento de Viladecans. De nuevo anuncia a bombo y platillo que se abre el periodo de "inscripción y aportación de propuestas" para los tan cacareados presupuestos participativos.


Para el ejercicio que viene, con elecciones municipales de por medio, se inicia el proceso de "participación" de los ciudadanos, que deberán "elegir" donde se ha de emplear 150.000 euros para todos los distritos, o lo que es lo mismo, los 50.000 euros para cada uno….


De los anteriores presupuestos participativos, por ejemplo en el Barrio de Albarrosa, en el 2016, se eligió -¿quién lo hizo?- poner más elementos de visibilidad en los cruces . como por ejemplo10 espejos. Los que viven allí saben perfectamente que eso no ha sido así. Hay unos puntos negros, como puede ser la calle Margaritas con Jaime Abril, allí la gente se la juega con el espejo que hay. Así unos cuantos más...


En el 2017, se acordó replantar árboles en el Barrio de Albarrosa para conseguir una mejora ambiental y del paisaje urbano, con una inversión de 5.500 euros ¿Se han plantado? ¿Donde? Contrasta con otra propuesta, en el mimo barrio, de talar los plátanos de las aceras de la Avenida Central para conseguir mejorar el paso de las personas y evitar afectaciones a jardines particulares, cuyo coste ha sido de 10.000 euros, que viene a ser algo así como 1.663.860 de las antiguas pesetas por cortar unos 6 arboles, todo un lujo. Y eso que el ayuntamiento cuenta con una brigada municipal, algo ya descafeinada, pero la tiene. ¿Qué hace entonces?


Estas son algunas de las propuestas "vecinales" que el ayuntamiento atribuye a los vecinos algunas de las cuales no se han cumplido.


En el 2016, en una de esas reuniones participativas del Barrio de Albarrosa, con pucherazo de por medio, al elegir el ayuntamiento una comisión que a día de hoy no se sabe si esta ya desmontada o sigue, dada la poca información que facilitan. Esta comisión constituida dedocráticamente eligieron donde debería ir el presupuesto extraordinario para el barrio más dejado de Viladecans. La inversión tenía una cuantía de 450.000 euros. Lo último de lo que se tiene noticia, en ese mismo año, es que harían un estudio y después comenzarías las obras del soterramiento de las líneas eléctricas que hace ya muchos años que debían estar bajo tierra. Han pasado ya dos años y los vecinos del barrio, al menos los que no pertenecen a la Asociación de Vecinos, son la inmensa mayoría, no tienen la más mínima noticia del tema y la asociación que le sirve de comparsa al consistorio, no sabe, no informa. ¿Alguien puede explicar lo que está sucediendo? Sería lo normal dado el grado de información y transparencia de la que presume el ayuntamiento.


Así que, menos anunciar presupuestos participativos y más aplicación democrática a la hora de hacer las cosas.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial