Ensenyament se olvida de sus promesas a Viladecans

|

Institut josefa castellvi


Durante la visita el pasado 5 de octubre a Viladecans, el conseller d'Ensenyament, Josep Bargalló, prometió la construcción de una nueva escuela instituto en el municipio y, al menos todavía, el proyecto sigue en pie.


Desde el ayuntamiento y la propia Conselleria se han apresurado a anunciarlo a bombo y platillo para ver los logros de cada equipo de gobierno. Pero Bargalló se olvidó de decir una cosa importante. En primer lugar, la que ya señaló Vilapress, que esa escuela llegaría siempre y cuando haya un acuerdo para aprobar los Presupuestos catalanes, cosa algo complicada teniendo en cuenta que los independentistas han perdido la mayoría.


Este es el caso menor. Las promesas las carga el diablo y la segunda cosa que el conseller no mencionó es que pese a la buena iniciativa y propuesta hay otras de las que no se habla y que llevan años para llevarse a cabo. Y es que el instituto Josefina Castellví sigue realizando muchas de sus clases en módulos que no son suficientes y lo peor de eso es que ni siquiera están adecuados. De hecho, llevan llevan cinco años esperando a que se encuentren los espacios para situar los módulos debidamente acondicionados y aún no se han instalado en condiciones.


Desde la Asociación de Padres y Madres de Alumnos del instituto, al ver que Bargalló visitó la ciudad y no pasó por allí y que posteriormente se comprometió a la creación de la nueva escuela, no dio crédito. La visita es lo de menos, lo que más ha indignado al Ampa es que apenas hiciera referencia al Josefa Castellví y que además siguiera lanzando mensajes más cercanos a la campaña electoral que a la realidad.


Hace unos meses, aseguran los padres a este diario, en una reunión bilateral entre el ayuntamiento y la Generalitat, el director de Servicios Territoriales les volvió a dar otra fecha y aseguró que los módulos, que tanto necesitan, estarían operativos el próximo lunes 15 de octubre. Si uno se acerca al instituto, no parece que esto se cumpla, aún falta mucho para estar en condiciones para ser usados y que se puedan dar clases, cuando el curso ya ha empezado.


La asociación ha recordado que "llevamos mucho y mucho tiempo pidiendo lo que es de justicia para nuestros hijos/as y, ni ayuntamiento, ni Generalitat lo toman en serio para mejorar espacios". El Ampa considera un desprecio que representantes del Govern y del consistorio se pasearan por la ciudad y presentaran el nuevo proyecto para Torre Roja y que no se acercaran al suyo.


Pero si algo ha molestado a los familiares de los alumnos del conocido como Institut de Viladecans, es que desde Ensenyament y el ayuntamiento se diga que les toca dotar a la ciudad de las infraestructuras necesarias, y hacer referencia a una oferta educativa de calidad mientras ellos llevan "cinco años pidiendo por nuestros hijos/as precisamente eso con lo que a estas personas se les llena la boca".


La indignación es, por tanto, mayúscula y no sin razón. La ciudadanía aplaude cualquier proyecto que pueda beneficiar a la educación de los más pequeños, pero se empieza a cansar de promesas que finalmente se quedan en palabras.

Viladecans tendrá un nuevo instituto (si se aprueban los presupuestos)
LA TRANSPARENCIA DEL TRIPARTITO DE VILADECANS

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial