¿Quién paga las comidas de despedidas en el Ayuntamiento de Viladecans?

|

Ajviladecans


Hay una mayoría de personas a las que les gusta agasajar a otras. Suelen ser muy generosas y desprendidas. Es una virtud que merece ser alabada, sin ninguna duda. Cuando algún compañero/a abandona su trabajo, siempre hay un grupo de personas que le organizan una despedida, como demostración de su buen trabajo y sobretodo del cariño que le prodigan. Actos como estos ayudan a reconocer la sociabilidad y el cariño desinteresado de las personas. Como decía León Tolstói "No hay más que un modo de ser felices: vivir para los demás". Esto es lo que practican algunos/as en el ayuntamiento de Viladecans. Todo un ejemplo de entrega a los demás, para que sean felices.


El Grupo del Mamut se ha metido a fondo a conocer cómo se aplica eso de vivir para los demás. Y es cierto. El último pleno del ayuntamiento de Viladecans sirvió para ponernos la mosca tras la oreja, cuando -se puede ver en el vídeo del pleno- una concejal de Viladecans Sí Se Puede dejó ir una directa al pedirle al equipo de gobierno que cuando se hiciera una comida de despida a alguien -no quiso decir el nombre del funcionario/a-  que cambia de lugar de trabajo, es decir, que toma la de Villadiego: que los comensales se paguen la comida de sus bolsillos ya que ganan buenos sueldos, dicho sea de paso, y que no lo hagan con cargo a las arcas municipales, que es del dinero de todos. Igual la concejal estaba molesta porque no la habían invitado al ágape de despedida. Estas acciones de no invitar suelen ser habituales, como viene denunciando en muchos plenos más de un grupo político de la oposición, sin que les hagan el más mínimo caso. Es la democracia participativa de Don Carlos, el alcalde.


¡Hay que ver la mala memoria que tiene la jefa de protocolo! Se le olvida casi todo. No informa a los concejales de la oposición de los actos que organiza el ayuntamiento, ni de las visitas de las autoridades. Habrá que aconsejarle que coma unas cuantas colas de pasas, que dicen refuerzan la memoria. Qué penita penita pena, tan joven y con tan mala memoria...


Así que visto lo visto, la afirmación de Tolstói en este pueblo se aplica al revés “vivir para uno mismo, es el único modo de ser feliz".


Ya lo dice un refrán popular: "la caridad bien entendida empieza por uno mismo”. Eso sí que lo aplica a rajatabla el gobierno municipal, incluida la parte de ICV, que para eso son socios de gobierno.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial