​Pedro Sánchez y el interrogatorio de Ana Pastor

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Pedro sánchez sesión de control


Pedro Sánchez, presidente del gobierno de España, no ha tenido una buena semana, es más que evidente. A los problemas propios de un gobierno que no cuenta con mayoría, se le suman las meteduras de pata -por precipitación o chulería– de algunas de sus ministras. Caso de Margarita Robles,con el tema de las bombas de Arabia Saudita . Y si esto fuera poco se ha encontrado con la polémica del "plagio" de su tesis doctoral, ocasión que no han desaprovechado los partidos ¿autores del conflicto? para echársele a la yugular... Son las cosas que suceden cuando se gobierna.


Este domingo, el presidente Sánchez era entrevistado por Ana Pastor "la metralleta", la que no deja hablar a sus invitados. La imagen que proyectaba el entrevistado nada tenía que ver con la del Sánchez de hace cien días. La prepotencia, arrogancia y un poco déspota, se ha marchado al cajón de la modestia. Presentaba un semblante triste, de preocupación y de realismo que da la responsabilidad de gobernar, es decir de tragarse, en más de una ocasión sus propias palabras y principios ideológicos con decisiones con las que no está de acuerdo. Era otro Pedro Sánchez, hasta ahora desconocido: más humano y con los pies en el suelo.


A lo largo de la entrevista se le ha interrogado de casi de todo lo que ha sido noticia durante estos días... La rectificación de la venta de las 400 bombas a Arabia Saudita, a la que ha argumentado que en su decisión ha primado el sentido de responsabilidad. "Tuve que entrar en este asunto, porque era muy complicado y prioricé garantizar los empleos y mantener las relaciones con Arabia Saudí", manifestó. A más preguntas sobre el tema, dejó claro que hay cosas que no se pueden explicar.


Lo mismo que se mantuvo prudente al no pronunciarse sobre si los políticos catalanes presos debían continuar en prisión. No ha querido dar su opinión porque es el presidente del gobierno y es respetuoso con las decisiones de los jueces.


En relación con el tema de Catalunya, Sánchez sigue insistiendo que hay que continuar dialogando. Pero ha pedido a los independentistas que hagan autocrítica porque no todo lo han hecho bien.


No ha querido aclarar si se convocará elecciones este año. Está claro que depende de si continua contando o no con los apoyos que tiene hasta ahora.


Una entrevista que había despertado interés, pero nada nuevo que no se conociera ya. Ana Pastor anunció a bombo y platillo que llevaba cinco años esperando que Sánchez se dejarse entrevistar por ella ¿A qué se debe la negativa de este a su petición? Sencillamente porque Pastor viene del PSOE que siempre la han promocionado, pero la periodista pertenecía a otra de las familias socialistas enfrentadas a Sánchez. Por eso, la ha tenido cinco años en el "dique" seco de la información. Con la entrevista de este domingo, ¿se habrán restablecido las relaciones profesionales? Con el interrogatorio que ha realizado la periodista, en la que le cortaba en bastantes ocasiones, no creo que su relación sea ahora mejor que antes, aunque Sánchez, como presidente del gobierno, quiera guardar las formas... Es lo que ahora toca.


Artículo original publicado en catalunyapress.es.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial