La escuela El Garrofer de Viladecans comienza una rehabilitación puntera en España

|

Img 21402

(Fotografía de Cristina Diestro)


Los alumnos de la escuela pública El Garrofer de Viladecans comenzarán el nuevo curso escolar en un edificio muy distinto del que dejaron tres meses atrás.


Gracias a una inversión municipal de aproximadamente 1 millón de euros, el centro experimentará una rehabilitación energética pionera en España, que lo convertirá, según la concejal de Medio Ambiente, Encarna García, "en una escuela modélica del siglo XXI".


Los trabajos, llevados a cabo por la empresa Novantia, se han proyectado para conseguir el sello Passivhaus/Enerphit, un exigente estándar europeo de construcción que reduce al máximo la demanda energética del edificio manteniendo el máximo confort.


Se trata de la primera escuela pública en el Estado español, y uno de los primeros edificios en general, que se reforma con este objetivo de certificación energética.


Concretamente, los edificios Passivhaus son diseñados para ahorrar energía por la forma en como están construidos, sin necesidad de más elementos suplementarios de captación energética. Este estándar constructivo, certificado por el Instituto Passvihaus alemán, supone la optimización de los recursos existentes a través de técnicas pasivas, como la orientación, el aislamiento en paredes, cubiertas, ventanas y puertas, así como la ventilación y la iluminación.


Un edificio con estas características puede llegar a conseguir un 75% de ahorro del consumo energético respecto a otro que no tiene en cuenta estos criterios.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial