La ruleta rusa de las grúas municipales: altos costes, poca información

|

Grua municipal


La indignación que siente un ciudadano cuando la grúa se lleva su coche se convierte en sorpresa y a veces enfado cuando le dicen el coste que supone. A la multa de rigor se le suma siempre un precio extra, el de servicio de grúa. Un precio que varía en función del municipio donde esté estacionado.


Según ha podido saber este diario, no hay una ley a nivel autonómico o estatal que regule la tarifa, así que cada municipio decide a cuánto sube el monto a pagar y los precios son de lo más variado. Desde los 90 euros que cuesta el servicio de grúa en Esparreguera cualquier día de la semana, a los 150,39 euros que cuesta en L'Hospitalet de Llobregat los fines de semana y festivos, o en la misma localidad 123,08 euros si la retirada es en un día laborable. Pero los precios son de lo más variados, también están los 115,70 euros de Sant Boi de Llobregat o los 106,90 euros de Sant Feliu en los días laborables que suben hasta 135,8 euros y 128,25 euros respectivamente durante el fin de semana y festivos.


¿A razón de qué se fija se fijan esos precios? Pues de la decisión de los gobiernos, al menos eso aseguran los pocos ayuntamientos que se han dignado a contestar a estos diarios sobre el funcionamiento de este misterioso servicio que en algunos casos es de gestion 100% municipal, como en el caso de Esparreguera que usa vehículos propios, o a medias, a través de empresas con gestión municipal como el grupo SABA en Sant Feliu o La Farga. Gestió de Serveis Municipals S.A., o en Sant Boi que lo encarga a la empresa Municipal Corporació d'Empreses i Serveis de Sant Boi S.A. (CORESSA).


Como es obvio, el dinero recaudado por la grúa de Esparreguera va directamente a las arcas públicas ya que són sus propios vehículos los que se encargan de ofrecer esos servicios, pero se ve (o al menos eso aseguran los ayuntamientos), que incluso cuando se encarga esos servicios a otras empresas todo va a las arcas del consistorio. Eso dicen todos. Aunque hay una excepción y un caso que no controvertido.


El ayuntamiento de Sant Feliu de Llobregat es él único que ha llegado a admitir que al finalizar el años, el ayuntamiento y SABA encargan un balance de ingresos y gastos a la empresa. Si no se llega a un cierto montante, la empresa se queda con todo el beneficio, en caso de que se exceda en demasía, el ayuntamiento se queda una parte.


Parece este el caso excepcional, para algunos el más indignante, porque el dinero se lo queda una empresa privada, y para otros el más lógico, ya que si se encarga la gestión a una empresa privada ésta saca su beneficio. Pero lo que no hay duda es que al menos es sincera.


El ayuntamiento de L'Hospitalet ha asegurado por activa y por pasiva que todo lo recaudado por el servicio de grúa municipal va para el ayuntamiento, un hecho que contrasta mucho con lo que los propios encargados del equipo de La Farga. Gestió de Serveis Municipals S.A. dicen a los usuarios cuando se indignan. Fuentes consultadas por este diario han asegurado que los trabajadores les han llegado a decir que este dinero, los 106,9 euros o los 128,25 euros, son para la empresa. ¿Quién de los dos miente?


La grúa municipal es como una ruleta rusa. Cuándo uno ve el triángulo de rigor en algún municipio empiezan las dudas dónde estará el depósito y cuánto costará ¿menos de 100 euros, más de 125? y lo más importante, ¿quién sabe dónde va este dinero? Porque todo lo recaudado, en muchas ocasiones son fondos que van al ayuntamiento y que éste puede utilizar en el año en curso sin tener que dar explicaciones, en lo que a ellos se les antoje.

El rocambolesco robo en el depósito de coches de Viladecans

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial