El ACA inicia las obras del colector de aguas entre Abrera y El Prat

|

Derrame colector Olesa


La Agencia Catalana del Agua (ACA) ha iniciado por fin los trámites para empezar las obras del nuevo colector de las salmueras, con respecto al tramo común ubicado entre los municipios de Abrera y Castellgalí, y que también pasa por Olesa de Montserrat.


El colector de salmueras es una conducción que transcurre desde hace 30 años entre el Bages y El Prat de Llobregat y que transporta el agua de las surgencias salinas y las procedentes de la actividad minera de la Catalunya central. Esta agua, que contiene elevadas concentraciones de sal, llega hasta la depuradora de El Prat para ser trasladada mar adentro. En el 2009 se puso en servicio el desdoblamiento del colector en el tramo comprendido entre Abrera y El Prat de Llobregat.


Después de años de reclamos de una nueva canalización, hace un año la Generalitat aprobó el proyecto constructivo del nuevo colector, que tendrá una longitud de 112 kilómetros y transcurrirá por un total de 22 municipios de las comarcas del Bages y el Baix Llobregat, entre los que Olesa de Montserrat. Ahora, la Agencia Catalana del Agua (ACA) ha iniciado los trámites para empezar las obras en el tramo común ubicado entre los municipios de Abrera y Castellgalí, así como la parte que afecta al municipio de El Prat del Llobregat.


Para la alcaldesa de Olesa, Pilar Puimedon, el anuncio del inicio de los trámites "es una muy buena noticia que hacía mucho tiempo que la esperábamos". Ahora bien, remarcó que se trata de una obra que "con años de retrasos", un años en los que los municipios afectados y concretamente Olesa han sufrido muchos roturas de la canalización, que han provocado derrames "y mucha dañada de territorio". Teniendo en cuenta que no se espera que la obra esté terminada hasta el 2022, ha añadido Pilar Puimedon, "todavía nos quedan unos años de sufrir por derrames que perjudican el medio ambiente, que es de todos".


Según remarcó Pilar Puimedon, "este es un proyecto que llega demasiado tarde para que nosotros inicialmente nos dijo que a estas alturas ya debería estar a punto de acabarse, y justo ahora inician los trámites ". Y mientras no se hace, lamentó, los ayuntamientos tendrán que sufrir por los posibles roturas de la actual canalización y esperar que no haya ningún obstáculo para que en 2022 "se haga realidad un proyecto que los ayuntamientos afectados hace años que reclamamos" .


En este sentido, en junio de 2016 la alcaldesa de Olesa junto con los alcaldes de Esparreguera, Eduard Rivas, y Abrera, Jesús Naharro, reclamaron a la ACA que tomara las medidas necesarias para iniciar "con la mayor brevedad posible "las obras del nuevo colector de salmueras de la cuenca del Llobregat. En una carta dirigida al director de la ACA, los tres municipios manifestaban su "inquietud y malestar" hacia las fugas constantes del colector de salmueras a su paso por los tres términos municipales. Las afectaciones de estos escapes han sido diversas, pero especialmente preocupaba y preocupa el elevado impacto que generan sobre el acuífero de la Cubeta de Abrera y el bosque de riberas del espacio de la Red Natural 2000 "Montserrat-Rocas Blancas -ríe Llobregat ", daños que, afirmaban, son permanentes en el tiempo. Asimismo, las fugas implican una inseguridad de los tres municipios "por la posible afectación a los pozos de captación de agua potable".


Puimedon también lamentó que los ayuntamientos afectados por el colector no hayan recibido siempre la suficiente información sobre el estado del colector y del proyecto de nueva canalización por parte de la ACA. Por ejemplo, explicó, en el último rotura del colector a su paso por Olesa el ayuntamiento tuvo problemas para contactar con la empresa que realiza el mantenimiento, ya que no se le había comunicado que se había cambiado de empresa. Por esta razón Puimedon considera que "la información no es tan buena como los municipios nos merecemos y queremos". Ahora por fin la ACA ha iniciado los trámites para el nuevo colector de salmueras, que está previsto que entre en servicio a comienzos del 2022.


Las obras se iniciarán por el tramo comprendido entre Abrera y Castellgalí, un sector que comprende una longitud de unos 32 kilómetros. Desde la ACA han explicado que los trabajos se podrían iniciar a lo largo del segundo semestre 2019, una vez se disponga del 90% de la financiación a cargo de los usuarios, esencialmente ICL Iberia (Iberpotash). El 10% restante corre a cargo de la Generalitat.

El ACA invierte cinco millones de euros para la prevención de inundaciones en el área metropolitana
El ACA y la AMB estudian aportar agua regenerada al Llobregat

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial