Motín en el CREI Can Rubió d'Esparreguera por la falta de personal

|

Can rubio esparreguera


Tensión en el Centro Residencial de Educación Intensiva (CREI) Can Rubió d'Esparreguera. La situación de los trabajadores y adolescentes se hace cada vez más difícil y esta semana pasada las problemáticas se han sucedido repetídamente hasta el punto que han tenido que intervenir los Mossos d'Esquadra en más de una ocasión.


La problemática, denuncia UGT, se debe a la falta de personal que arrastra el centro desde que fuera un CRAE y que con el paso de los años la Generalitat ha ignorado pese a las repetidas demandas. El sindicato también ha criticado que existe una falta de medidas educativas y de seguridad en los centros de protección de menores.


Pero la situación de la semana pasada en Can Rubió rozó ciertos límites. El martes 10 de julio, a las 21.30 horas, tuvo lugar un primer motín con graves disturbios, asegura la UGT, que hizo necesaria la intervención de 12 unidades de mossos y de una ambulancia medicalizada. Como resultado de este hecho una chica ingresada en el centro sufrió fuertes agresiones y llegó incluso a perder la conciencia; tres educadoras y el vigilante de seguridad acabaron con lesiones diversas, con resultado de una baja; cinco chicos fueron detenidos, que al día siguiente volvieron a ingresar en el centro.


Por si esto fuera poco, el sindicato subraya, que al día siguiente, el miércoles 11 de julio, a partir de las 9.30 horas, volvió a haber disturbios, protagonizados principalmente por cuatro chicos, dos de los cuales ya habían protagonizado los disturbios de la noche anterior. Se repitió de nuevo la presencia de un mínimo de 8 Mossos d'Esquadra en diferentes momentos de la mañana. En total resultaron agredidos cuatro educadores, dos de ellos con resultado de baja, y detenidos cuatro chicos, dos de los cuales también lo habían sido la noche anterior.


De los siete chicos detenidos entre ambos días, tres han sido trasladados a otros centros, y cuatro de los principales agresores de la chica que perdió el conocimiento durante el conflicto continúan en el centro conviviendo con ella.


Ante esta situación, la UGT se puso en contacto con diferentes responsables de DGAIA y del Departamento, que comunicó que se reforzaría el equipo educativo y se aumentaría el personal de seguridad.


Pero aún así el sindicato protesta porque, dice, "no ha habido ningún refuerzo al equipo educativo", más allá de cubrir dos ausencias laborales (una por baja y la otra por vacaciones) con dos contratos de sustitución. Para UGT, esto no es lo que solicitaron ya que considera que "esto no es ningún refuerzo educativo".


Tampoco, por ahora, aseguran, "no se ha reforzado el personal de seguridad" lo que hace que en Can Rubió sólo haya un vigilante durante el día y dos por la noche. 


El sindicato califica estos hechos de "muy graves", y consideran que "si cualquier día pasa algo irreparable será por la falta de los mínimos medios de seguridad" que deberían estar presentes en centros destinados a la protección de la infancia.


UGT recuerda que lleva años denunciando las "situaciones de violencia en los centros" y que pide más seguridad, más recursos, mejor coordinación con otras instancias públicas como puede ser fiscalía de menores y responsables en salud mental. 

Esparreguera contará con el segundo Centro Residencial de Educación Intensiva público de Catalunya

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial