Olesa logra la cesión voluntaria de un local reclamado hace 25 años

|

Olesa anselm clave


Olesa de Montserrat ha logrado una primera victoria en la recuperación de un local que lleva 25 años reclamando. El Juzgado contencioso administrativo número 8 de Barcelona ha dado la razón al consistorio y declara la obligación del hasta ahora titular del local ubicado en el entresuelo del edificio ubicado en el número 122 de la calle Anselm Clavé a cederlo gratuitamente al ayuntamiento.


A pesar de que la sentencia no es firme, y aún puede ser objeto de recurso de apelación, para el ayuntamiento de Olesa se trata de un triunfo que le debe permitir próximamente disponer de un local de cerca de 300 metros cuadrados en pleno centro de la localidad. La alcaldesa, Pilar Puimedon, manifestó que "realmente los olesanos y olesanos podemos estar muy contentos porque recuperar patrimonio es muy importante". La alcaldesa ha admitido que "verdaderamente puede parecer extraño que hasta ahora no haya sido posible, cuando el acuerdo se hizo en 1993. Pero eso desde este Equipo de Gobierno sacamos adelante la lucha por recuperarlo, y esta primera sentencia nos da la razón".


De hecho, el primer acuerdo para la cesión de este local se remonta al año 1980. En enero de ese año, el Pleno del ayuntamiento de Olesa, en el trámite de aprobación de las Normas Subsidiarias del municipio, incorporó al documento el contenido de unos pactos a los que se había llegado con diferentes propietarios, uno de los cuales establecía que estas normas posibilitaran que en la finca de la calle Anselm Clavé, 122 se permitiera una determinada altura y que la planta baja y la planta entresuelo pudiera ocupar todo el solar. A cambio, la propietaria se comprometía a ceder gratuitamente al ayuntamiento, libre de cargas, el local de la planta entresuelo.


En noviembre de 1988 se concedió licencia de obras para la construcción del edificio, consistente en planta baja, planta entresuelo, cinco plantas piso, ático y planta-desván. Esta licencia fue objeto de varios recursos, ya que el proyecto excedía en dos las plantas permitidas. En marzo de 1993 se conceden las primeras licencias de primera ocupación (para las plantas 1ª y 2ª) y también se suscribe un convenio urbanístico entre la inmobiliaria promotora del edificio y el Ayuntamiento de Olesa para desarrollar la unidad de actuación urbanística definida para esta finca al Plan General de Ordenación Urbana, que estaba en trámite. En la aprobación definitiva del Plan General se recoge este convenio urbanístico y por tanto las cargas urbanísticas que incluye, entre ellas la cesión del local al Ayuntamiento.


Una vez ya se habían dado todas las licencias de primera ocupación, en noviembre de 1994 el ayuntamiento requirió a la propiedad para que formalizara la cesión del local. En todos estos años, sin embargo, la propiedad no llegó a hacer el trámite. Fue en diciembre de 2016 cuando, por Decreto de Alcaldía, el consistorio de Olesa acordó incoar expediente de requerimiento y obtención de la cesión obligatoria del local. El 24 de febrero de 2017 aprueba un nuevo Decreto de Alcaldía en el que desestima las alegaciones de la propiedad y acuerda declarar la obligación de la cesión gratuita del local al ayuntamiento y proceder a su inscripción en el Registro de la propiedad número 2 de Martorell. La propiedad del local presenta un recurso de reposición a dicho acuerdo, que también es desestimado, por lo que la propiedad presenta un contencioso administrativo, que ahora también ha sido desestimado por el juez.


En este contencioso, la propiedad alega, entre otros, que el acuerdo suscrito en 1993 con el ayuntamiento de Olesa ha prescrito, indicando que desde el requerimiento hecho por el consistorio en 1994 no se había hecho ningún movimiento al respecto hasta el 2016. Por el contrario, desde la Administración alegan que la obligación de la cesión del equipamiento deriva del planeamiento aprobado en 1993, y que es la propiedad quien reiteradamente ha incumplido las obligaciones que le corresponden. Así lo ha entendido también el juez, que desestima el recurso presentado por la propiedad y declara su obligación de ceder el local de manera gratuita al consistorio de Olesa y se registre esta cesión en el Registro de la propiedad.


En cuanto a los posibles usos que podrá tener este local, Pilar Puimedon explicó que el hecho de que el local no tenga acceso por la entrada principal del edificio, sino por una entrada más estrecha, ubicada en la calle Clota "dificulta algunos de los usos que le podríamos dar, pero vamos a luchar también para intentar conseguir modificar esta entrada o poder acceder por la entrada principal ".

Campaña para impulsar la acogida de niños saharauis este verano en Olesa y cercanías
Las trabajadoras de la limpieza de las escuelas y las dependencias municipales de Olesa mantienen su lucha

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial