El PDeCAT de Esplugues, doblemente demandado

|

PDeCAT Esplugues


El conflicto en el PDeCAT de Esplugues de Llobregat por un supuesto delito de malversación sigue adelante y además a través de dos demandas distintas, una por lo penal y otro por lo civil. 


El pasado mes de julio una persona del mismo partido, Albert Comella, ya presentó una demanda penal contra el, por entonces, nuevo presidente del partido en la localidad, Pere Clota y a seis miembros más del PDeCAT, entre ellos Mireia Alabart (ex jefa de gabinete del ex conseller de Salut Boi Ruiz), de un supuesto delito de propuesta malversación, coacciones y amenzas.


Comella decidió también hablar con la dirección y con los señalados sobre estas acusaciones e incluso el caso llegó al pleno del ayuntamiento y tras hacerlo, resultó expulsado del partido.


Según el ahora concejal no adscrito, Albert Comella, en la querella criminal presentada al juzgado de Esplugues, desde el PDeCAT local se habría coaccionado y amenzado desde el paretido para obtener el acceso a la cuenta bancarias del grupo municipal y así financiar campañas electorales, algo prohibido legalmente e incluso por los estatutos de buena conducta del partido, ya que no se puede usar el dinero de un consistorio para este tipo de acciones.


Ahora, el juzgado de Instrucción número 3 de Esplugues, ya ha abierto dilegencias previas antes del juicio, ha decidio llamar a declarar a Clota, Lidia Morera, Josep Benedico y Aralart el próximo 23 de mayo y a los dos convergentes restantes, Cristina Castejón y Pedro Rodríguez para el día 24. 


Pero no sólo eso, un juzgado de Barcelona ha admitido a trámite la demanda civil presentada por el propio Comellas contra su ex partido por haberlo expulsado en contra de los propios estatutos fijados por el PDeCAT. Y es que pese a que desde el partido han asegurado que le pidieron en reiteradas ocasiones que abandonara el acta de concejal por haber denunciado el caso, nunca le abrieron un expediente disciplinario previo a la expulsión, tal y como indican las normas del partido. 


La demanda civil, se va a llevar, finalmente, en los juzgados de Esplugues por un asunto comptencias administrativas. El concejal Comellas han declarado a Vilapress que desconoce si el partido ha presentado recurso a la demanda civil. 


Comellas mismo, ha admitido a este medio, se ha mostrado convencido de las posibilidades de que ambas causas lleguen a su fin, no por ningún tema de venganza, sino para limpiar a los partidos de corrupción y "proteger a los funcionarios y electos alertadores de la omertà y vendetas de los partido".


De hecho, en declaraciones anteriores a este diario, el ahora concejal no adscrito en el ayuntamiento de Esplugues, admitía que su demanda contra el PDeCAT se debe mucho más a la voluntad de crear un partido limpio de corrupción, tal y como se planteó al liquidar la antigua CDC.


Por ahora, la sombra de CDC sigue pesando para el PDeCAT, pero no sólo a nivel de Catalunya, más en profundidad en distintas localidades y parece que en Esplugues, como mínimo, el partido no pasa un buen momento, ya que desde que llegó Clota a la presidencia no sólo se produjo el conflicto con Comellas, sino que incluso el PSC rompió su pacto de gobierno el 12 de septiembre, por los problemas internos de los convergentes.

El PDeCAT Esplugues expulsa a un regidor tras denunciar supuestos casos de malversación
Imputada la cúpula del PDeCAT de Esplugues por amenazar y coaccionar a un concejal

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial