​La Cursa El Cortés Inglés cumple 40 años de servicio a Barcelona

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital


Cursa3


Echar la mirada atrás sirve para darse cuenta lo rápido que pasa el tiempo y en muchas ocasiones lo mal que se ha aprovechado. La vida es más corta de lo que parece cuando las personas se han dado cuenta que en la vida, la gran mayoría no han hecho lo que quería, sino lo que le han marcado otras personas. Las circunstancias les han llevado a ese camino sin retorno al principio de sus voluntades.


Han pasado ya 40 años de la primera Cursa del Corte Inglés. Un acontecimiento deportivo esperado por la ciudad y excusa para las personas de fuera de poder estar presentes en una ciudad como Barcelona: correr, pasear por sus calles de esta ciudad cosmopolita. Unas 50.000 personas, la mayoría mujeres han tomado parte en esta tradicional cursa de Barcelona


Mucho ha llovido desde la primera edición, con los cambios políticos, sociales, incluso deportivos. Pero el Corte Inglés siempre ha querido estar presente en la ciudad a través del deporte, la cultura y el ocio. Pero lo ha hecho con discreción, sin prepotencia y abierto a caminar en paralelo con la misma. El protagonismo siempre ha sido de la ciudad, de sus instituciones, sus clientes y de sus empleados.


La ciudad de Barcelona nunca le agradecerán lo suficiente a El Corte Inglés la labor que ha venido realizando a lo largo de todos estos años, y lo sigue haciendo. La Cursa del Corte Inglés siempre ha tenido y sigue en la misma línea, una parte deportiva, lúdica, pero también de compromiso social. Cada año ha tenido un protagonista. Esta edición, la asociación Pallapupas, el grupo de payasos que se dedica a entretener a niños en los hospitales, ha sido la beneficiaria del evento en esta edición, repartiéndose miles de narices rojas para que los participantes pudieran lucir durante toda la carrera este símbolo mundialmente conocido.


A la entrega de premios de esta edición sí ha asistido la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, como es su obligación. No siempre ha sido así. Pero como se dice, ha cumplido con su deber institucional, aunque esté ya en plena campaña electoral.


Siempre recordaré la figura de Jordi Pintó, todo un símbolo del Corte Inglés en Catalunya, magnifico profesional, discreto y eficiente. Todo un ejemplo. Ahora, desde su jubilación, su lugar lo ha ocupado otro magnífico profesional, Jordi Romañach, con estilos diferentes, pero siguiendo la escuela del maestro que para eso ha estado a su lado unos cuantos años.


Felicidades para El Corte Inglés, por esos 40 años apostando por el deporte, los ciudadanos y por la ciudad de Barcelona.



Artículo original publicado en Catalunyapress

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial