El circo continua

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Pleno parlament vacio 22032018


El desafío del independentismo del JuntsxCatalunya, y su máximo instigador Puigdemont, de propiciar un pleno exprés de investidura de Jordi Turull no ha salido gratis. El discurso del candidato C no ha contentado ni a propios ni extraños. Eran las palabras de un político que sabe que estaba allí para cumplir el expediente, consciente de que era su debut y despedida. Conocedor horas antes de que sus "socios" de la CUP, no le iban a votar. Salió como perdedor y las imágenes de la TV valen más que mil palabras.


La estrategia urdida por el huido sencillamente se basa en demostrar al mundo que en España no hay democracia, que el Estado, el Gobierno y todos juntos maltratan a Catalunya, que urge la intervención internacional para parar a estos malvados. El fracaso de ERC ha sido sumarse al circo, aunque no estuviera de acuerdo con el guión del espectáculo.


La CUP ha sido coherente con sus ideas, ya venía advirtiendo de cuál sería su postura. Su candidato era Puigdemont, el que está más en su línea de desobediencia a todo lo que se ponga por medio. Bien hay que decir que la unanimidad entre los cuperos no ha existido, una parte de ella, encabezada por Anna Gabriel, Fernández y compañía estaban por la investidura "el fin justifica los medios", decían en privado. Pero ya no mandan sobre sus colegas y pocos los tienen en cuentan. Es la filosofía de la agrupación de distintas ideologías que forman la CUP.


A ERC le salió cara su posición de ayer. Tres de sus diputadas, todas imputadas, Forcadell, Rovira y Bassa, nada más terminar el pleno, renunciaron a su acta de diputadas, un día antes de su comparecencia ante el juez. Será también una invitación a que sigan sus pasos Puigdemont y Comín. A estos no les hacen cambiar de opinión nadie. Hay que seguir echando leña al fuego para que no se apague la llama.


Este sábado segunda vuelta de "investidura", ¿qué sucederá? Haciendo conjeturas, sin lógica, pues esto puede terminar en unas elecciones el próximo mes de julio. Mientras tanto, la gira circense de Puigdemont seguirá para ofrecer numeritos de desprestigio contra España, a costa de todos los catalanes, independentistas o no. Puigdemont va a superar a Mas, está consiguiendo que la ruptura independentista sea ya un hecho evidente.



Artículo original publicado en catalunyapress.es

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial